Las primicias de la lengua

Per Agustí Franch

Cuando, en el año 711 después de Jesucristo, invadieron la Península Ibérica los musulmanes, ya había entrado la lengua latina en un avanzado grado de degeneración, en progresivo aumento a partir de entonces. A esa descomposición del latín quizá pudo, de alguna manera contribuir, la prohibición de Hixen I, impidiendo el uso de la lengua latina, imponiendo la obligación de aprender el árabe en las escuelas abiertas por él.

No pudieron, sin embargo, las prohibiciones musulmanas evitar que, "...numerosos nombres de estirpe latina e ibérica fueran conservados hasta los últimos de la dominación sarracénica en los reinos de Toledo, Aragón, Valencia y Granada..." (Simonet)

Una cita del mismo Simonet nos presenta, entre otros antiguos escritores que en parecidos términos se expresan, en Ibn Buclárix, quien refiere el uso especial que se hace, de muchas voces, únicamente en la aljamía de Valencia. Aljamía, de arábigo al-Achamía o lengua bárbara, extranjera, en definición de Pedro de Alcalá; también Achamiat-al-Andalus, que define el mismo Buclárix por lengua bárbara de los españoles. En esas formas mozárabes, distinguen aquellos escritores varios dialectos, que designan separadamente con las denominaciones, "...Aljamía de Aragón, Aljamía de Zaragoza, Aljamía de Valencia, Aljamía de la España Oriental...".

Lo que va en último lugar, en la anterior relación, no se refiere a la todavía inexistente Cataluña, sino que engloba, en esa denominación, a los diferentes condados por aquellas tierras a la sazón esparcidos.

La autenticidad del idioma valenciano, pues viene reconocida desde antiguo, como hemos comenzado a ver. Sin alejarnos de Simonet, dejando las aportaciones de otros autores para mejor ocasión, le oiremos enunciar, "...una aljamía especial usada en Valencia y la España oriental...". Aljamía "especial", en relación con las otras regiones peninsulares.

Todas estas y otras alusiones las que ojalá tengamos ocasión de exponer, demostrativas sin engaños de la existencia de la lengua propia de los valencianos, se refieren a tiempos muy anteriores a la venida al mundo del rey de Aragón don Jaime I, que algunos erróneamente aseguran que sus huestes trajeron la lengua que mucho antes ya se hablaba en los territorios en donde luego crearía, el monarca aragonés, el reino cristiano de Valencia. Tal afirmación nunca tuvimos ocasión de verla confirmada como corresponde, con aportación de pruebas documentales. Y no decimos que no existan dichas pruebas, sino, solamente, que no hemos visto autor alguno que con ellas fundamente esa tesis. El hecho de la conquista (que realmente es cierto), expuesto a secas, no es suficiente, dado que hay sobradas demostraciones del habla valenciana con anterioridad a ello. Quien no vea en esos testimonios un idioma valenciano que ha venido confeccionándose en su propio territorio, es que voluntariamente se ha querido poner una venda en los ojos de la inteligencia.

Pero no acaban ahí las citas del egregio Simonet, que añade: "...mucho antes que los francos conquistasen a Cataluña y los catalanes y aragoneses a Valencia y Mallorca, ya se hablaba en aquellas provincias un lenguaje parecido al galo meridional introducido por aquellos conquistadores, pero menos recargado de voces propiamente francesas y germánicas...". Con ello se nos dice que el valenciano, con el catalán y el mallorquín, son lenguas más puras, con menos barbarismos, que en realidad contribuyen a despreciar la pureza de los idiomas.

La existencia de esas formas lingüísticas con anterioridad a las mentadas conquistas, preguntémonos si es debida a la evolución de la lengua que (como ya expusimos en otro artículo), recibida de los tartesios vecinos de las hercúleas columnas, se ha ido desarrollando al tiempo que subiendo hacia el Norte. Esa es la dirección exacta de la lengua que, en su viaje, regaló a los edetanos, primero, luego valencianos, una forma lingüística primitiva, la que supieron conservar y evolucionar, llegando hasta los días actuales en ese galopar por los tiempos.

Fuentes: Georges Marçais, G.E. Larousse, Victor Gbhart, Hist. General de España y de las Indias, t. II. Francisco Javier Simonet, Glosario de voces ibéricas y latinas usadas entre los mozárabes. Fray Pedro Alcalá, Vocabulista arábigo en letra castellana.

Publicado el 02 Agosto 2004 en el Heraldo de Castellón

cites

No es el catala una llengua romanica que sempre haja estat entre les llengües en personalitat propia: tot lo contrari, era considerat com una varietat dialectal de la llengua provençal, i nomes des de fa relativament poc, ha mereixcut la categoria de llengua neollatina independent
A. Badia Margarit

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
junts front a la AVL
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: