Cantos de sirena

Per José María Adán García

La táctica catalanista de enfrentamiento frontal con la Comunidad Valenciana, declarándola sin ambages parte de los “Paissos Catalans”, negando su Señera y sustituyéndola por la cuatribarrada, manteniendo contra toda evidencia que los valencianos hablamos catalán,… está pasando a la historia, por dos razones.

La primera, porque se han dado cuenta que ataca sentimientos populares. En la lucha de sentimientos contra sentimientos, los contendientes se afirman más y más en los propios, se ahonda más en las diferencias y hace imposible la paz.

La segunda porque en definitiva esos objetivos son realmente simbólicos –aunque lo simbólico sea esencial en el mantenimiento de la identidad de los pueblos- y su enfrentamiento no hace más que dificultar sus objetivos finales de integración económica, territorial y política.

Como se han dado –aunque tardíamente- cuenta de que la estrategia de la absorción de Valencia en los denominados “Paissos Catalans” –inexistentes históricamente-no facilita ninguna de sus pretensiones, han sustituido el ataque frontal a los símbolos, por cantos de sirena, en mi opinión mucho más peligrosos para mantener la identidad e independencia autonómica de Valencia, dentro de la unidad irrevocable de España.

Lo malo es que la persistencia durante varios decenios del catalanismo frentista, ha fomentado de tal manera, en algunas mentes proclives a dejarse llevar por consignas totalitarias, que ahora será difícil integrarlos a la nueva táctica.

Así no es de extrañar que la ACADEMIA VALENCIANA DE LA LENGUA –que no de la lengua Valenciana- nos hable de “modalidades genuinas de palabras valencianas” dentro del sistema lingüístico catalán. Al mismo tiempo, promueve y consiente sin ninguna acción en contra que el valenciano sea homologable con el catalán en la universidad, en la enseñanza, (homologación de títulos y profesores en filología catalana), su exclusión a nivel internacional e institucional. Se supone que es misión fundamental de la Academia, la defensa y proyección de la lengua valenciana y no lo contrario.

No es extraño tampoco que en el partido socialista, proponga oficialmente, la sustitución de los términos “País Valencià”. Aparte de que la adjetivación de País y no de Comunidad muestra su oposición al estatuto democráticamente vigente, lo vincula con los “paissos”. Esto se ha demostrado que no es rentable electoralmente, lo que pone de relieve el oportunismo político de la propuesta y la falsedad del viraje, contrario a lo que ha mantenido durante cerca de 40 años.

Un canto de sirena, es la hipotética y repentina ayuda “del Gober Catala” al corredor Mediterráneo, cuando llevan decenas de años defendiendo la conexión de Cataluña con Europa; pero no su prolongación hacia el sur.

El corredor Mediterráneo es un proyecto que une Polonia, Alemania, Francia y España hasta Algeciras. Por lo tanto, directo hacia África. No se puede reducir como algunos pretenden a los paissos catalans, ni puede limitarse a la llamada EUROREGION. Perdería su finalidad esencial y su competitividad. Es un tema de dimensión nacional que afecta, si, a Cataluña y a Valencia pero también a Murcia y Andalucía. Así debe ser para que sea realmente eficiente. Querer vendérnoslo como una razón de colaboración exclusivamente con Cataluña, es pretender sacar tajada de un tema de necesidad general. Lógicamente hemos de colaborar con Cataluña para lograrlo, pero por la misma razón y necesidad lo hemos de hacer con Murcia y Andalucía e incluso con otras regiones que se conectaran con el corredor Mediterráneo.

Viene a cuento de otro canto de sirena, como es la “Euroregión”. No estoy en contra de que Valencia forme parte de la Euroregión Pirineos-Mediterráneo (hecha como se deduce de su proyecto sin uniformidad geográfica, a medida de los Paissos Catalans). Sin embargo si la integración de Valencia fuera exclusiva con la Euroregión, limitaría sus posibilidades y perdería su centralidad de la proyección de España en el Mediterráneo, e incluso trasatlántica.

Efectivamente tan importante como el desarrollo interno de la Euroregión es la conexión por autopista desde Lisboa a Valencia que convertiría a Valencia en el puerto mediterráneo de Atlántico. Nuestro puerto se promocionaría hasta ser el más importante del Mediterráneo e incluso se reforzaría la actividad económica del prometedor polígono industrial de Sagunto, convertido así en el centro logístico de desarrollo de la zona, como corresponde a su situación geográfica, como centro ponderado equidistante de los mercados consumidores y salida natural y equilibrada de España entera al Mediterráneo. Evidentemente, y lo demuestran las diferencias de inversión en infraestructuras, en vías de comunicación y puertos no es objetivo catalán.

Tan importante es el Ave Valencia-Madrid, con 10 inexplicables años de retraso, al mismo tiempo que se potenciaban proyectos menos urgentes y menos rentables, que convertiría a valencia en el puerto y también en la playa del centro de España.

Como son muy importantes las relaciones de Valencia con Murcia, Andalucía, Castilla La Mancha… Porque las Euroregiones, que esconden en muchos casos un proyecto político de supremacía, se han quedado pequeñas en la hora de la globalización.

Parece más lógico y más positivo para Valencia, el arco Mediterráneo. Incluye como no a Cataluña, con la que nos une muchos intereses comunes, pero también el reto de las regiones mediterráneas, de las que Valencia, con el Ave, autopista Valencia-Lisboa, corredor Mediterráneo y el agua, que precisamente Cataluña nos esta negando, seria la zona mas prospera de España.

Otro signo engañoso creciente es la pretendida unidad de acción para exigir al Gobierno Central una financiación justa. No voy a insistir en ello. El resultado esta a la vista de todos. Cataluña privilegiada arbitrariamente en financiación ye inversión muy por encima de todas las demás regiones. Valencia injusta y arbitrariamente a la cola de la financiación estatal ¿Dónde ha quedado el frente común?

Son tantas y tantas las razones. Se nos ha llegado a decir que la integración en la Euroregión pirenaica-mediterránea ¿?, terminaría con el déficit hídrico. Es decir si pasas por el aro os daremos agua, sino a las desaladoras más caras, con necesidad de renovación periódica, degradantes del litoral, de peor calidad…El agua es un bien nacional. No es propiedad de ninguna región, que en este caso ni siquiera nace en Cataluña. Es razón de justicia distributiva que clama al cielo, que cientos de hectómetros cúbicos se pierdan en el mar, mientras que con un trasvase ya proyectado y parcialmente en marcha, se saciaría la sed de otras regiones. El principio de solidaridad constitucional se ha trasgredido. El derecho al agua sobrante del Ebro es una cuestión de justicia nacional, que el Gobierno tiene obligación de garantizar.

Otro botón de muestra es la invitación a formar parte del patronato Ramón Lluch, al mismo tiempo que se niega la sustantividad de la cultura valenciana y de su idioma propio y diferenciado.

Es como si en una reunión de la alianza de civilizaciones se invitara a una civilización o cultura a participar y al mismo tiempo se negara su existencia. Algo así como ser invitados de piedra o como obligados a participar en su propio entierro. Quizás sea eso lo que se pretende.

Por ultimo y esto es una presunción, no me extrañaría que este lió de fusión de las absurda y abusivamente politizadas Cajas de Ahorro, terminara con una propuesta de integración de las cajas valencianas en la Caixa. Seria lo mismo que terminar con nuestra autonomía financiera, con el inri de pagar incluso los impuestos generados por las operaciones en el erario publico catalán.

Una justa y necesaria medida financiera y fiscal –acorde con la sustancia del Estado de las autonomías- es que el impuesto del IVA se pagara en la comunidad que finalmente se grave, pues ya no cabe la repercusión a terceros, y el impuesto sobre beneficios allí donde este se genere y no en domicilio legal –generalmente alejado del lugar donde este se produce. Ese es el espíritu y la justicia distributiva que debiera uniformar la financiación autonómica, ahora tan arbitraria e injustamente aplicada.

Claro que hemos de caloborar intensa y eficazmente con Cataluña, claro que tenemos intereses comunes. Igual que con las otras regiones que nos circundan y cuantitativamente menos que con el conjunto de España y de Europa. Hemos de estar abiertos a toda colaboración y activos y eficientes en nuestra propia promoción como parte consustancial de España en el mundo.

cites

"perque yo, a manament de vostra senyoria, ho he tret de lati, en nostra vulgada lengua materna valenciana aixi com he pogut, jatssessia que altres l´hagen tret en lengua cathalana".
En el prolec de la seua traduccio del "Valeri Maxim"
Antoni Canals (1352-1419)

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
Salvem la Magdalena
junts front a la AVL
Valencia universitaria
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
GAV
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: