La Academia Valenciana de "una" Llengua

Per Agustí Franch

Me sugiere las siguientes consideraciones una información del diario ABC (20.12.2003), de la que se desprende la tenacidad catalanista de diecinueve de sus miembros, frente a uno tan sólo que sabe lo que quiere por alcanzar –creo- exacto conocimiento del acontecer histórico, y otro que no sabe si es negro o es tostado.

La misma ambigüedad con que titularon la inoportuna Academia Valenciana de la Lengua…, ¿de qué lengua?, persiste entre los ilustrados académicos que pretenden la improcedente absorción, con la consiguiente abrogación del idioma valenciano, por otra lengua que, si parecida por circunstancias histórico-lingüísticas que sería prolijo aquí relatar, nos atrevemos a decir, incluso, que hasta tienen distinto origen en cuanto a relaciones geográficas.

Sería injusto que olvidasen, los señores académicos, suponiendo que lo aprendieran, que previamente a esa tan utilizada, manoseada como irreal enseñanza de la lengua catalana al pueblo valenciano, por los conquistadores de Jaime I, ya venía hablando su idioma, en el territorio de la hoy denominada Comunidad Valenciana, aquel pueblo anterromano que, si bien los acontecimientos le mudaron el nombre, era el mismo, étnicamente hablando, que pasó, de edetano, a denominarse valenciano. Y hablaba la misma lengua, que, como demuestra Caro Baroja (Hist. Esp. Menéndez Pidal) al hablar de la lengua de los pueblos del este de la Península abundando en otras opiniones sobre la unidad lingüística peninsular, es esta levantina la misma lengua usada en el Pirineo occidental y aún en el oriental. Y cuando eso ocurría faltaban muchos siglos para que apareciese sobre la Tierra la unidad político-territorial llamada Cataluña.

La variante dialectal ibera hablada en la Edetania, al fundirse con el latín en tiempos de la romanización, produjo uno de los romances peninsulares que tomó su propia peculiaridad, como la tomaron los distintos dialectos también derivados de la misma lengua en cada una de las zonas históricas de la Península. Y no existía entonces la peculiaridad catalana.

Pero el fondo cultural del área mediterránea procede de la cultura tartesia, como bien admite Caro Baroja citando a Gómez Moreno cuando dice: “… la escritura ibérica del NE peninsular procede de la tartesia del Sur…”. Con el Levante como elemento de transmisión, como es lógico y natural, en tránsito hacia el norte. De hechos como el precedente pueden nacer las dudas expresadas por Simonet en su Glosario, cuando dice que muchos vocablos considerados lemosines no vinieron de allende los Pirineos, sino al contrario; ni se debe por completo, añade, a la conquista de catalanes y aragoneses los idiomas hablados en Valencia y las Baleares.

Reconoce Simonet la influencia de las hablas indígenas en la formación de los romances locales, y que fue decisiva en la elaboración de la variedad de dialectos locales derivados del latín, para la formación de una “… aljamía especial usada en Valencia y la España oriental… “. En esa imprecisa “España oriental”, referida en parte a la mentada zona nororiental antaño poblada de numerosos grupos tribales agrestes y feroces, ya en tiempo de los árabes había adquirido prosperidad con la evolucionada cultura tartésica que había recibido, y, como las demás regiones geográficas (Valle del Ebro, Levante, Sudeste y Andalucía) desarrolló sus posibilidades de acuerdo con su característico fondo étnico-cultural, distinto de cada una de ellas… la única forma cultural que mantuvieron en común fue la lengua y la escritura. (Martín Almagro, Hist. Esp. Menéndez Pidal, T. I, vol. II, Manuel Muñón de Lara, Hist. Esp. Menéndez Pidal). Si lo único en común que desde antiguo mantuvieron fue la lengua y la literatura, queda desechada la hipótesis de que fuésemos los valencianos instruidos por las incultas mesnadas de Jaime I.

Los señores académicos catalanistas de esa ambivalente academia, no quieren pertenecer a la comunidad étnica-cultural que la Naturaleza les ha dado. Reniegan de su raza, de su “etnos”, el que naturalmente les ha correspondido, y se entregan como hijos bastardos de otra etnia de ambiguos orígenes.

cites

No es el catala una llengua romanica que sempre haja estat entre les llengües en personalitat propia: tot lo contrari, era considerat com una varietat dialectal de la llengua provençal, i nomes des de fa relativament poc, ha mereixcut la categoria de llengua neollatina independent
A. Badia Margarit

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
junts front a la AVL
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: