Entrevista a D. José María Guinot Galán

Per Josep Maria Guinot i Galan

Por Baltasar Bueno

Publicado en Las Provincias, 14/09/1992

El sacerdote y filólogo castellonense José María Guinot y Galán ha dedicado gran parte de su vida a profundizar científicamente en la lengua valenciana, materia en la que es buen especialista. Últimamente, han sido famosos sus trabajos sobre las "diferencias morfo-sintácticas que median entre el valenciano y el catalán". Es uno de los científicos actuales de más solidez dentro del campo de la investigación del idioma valenciano. No se ha plegado a las modas imperantes en estos tiempos en el campo de la filología y defensor de la independencia y personalidad propia del valenciano. Lo más importante de sus estudios los ha publicado la Real Academia de Cultura Valenciana.

P- ¿Qué ha conseguido con ello?

R- Con ello creo haber contribuido a demostrar la diferencia entitativa que existe entre ambas lenguas. Aunque en la fonética las diferencias entre el valenciano y el catalán son tan grandes y notorias, que, por si solas, bastan para demostrar la existencia del valenciano como lengua independiente del catalán.

P- ¿Lo que se ventila es la lengua que se hablaba hace 700 años o lo que se habla ahora?

R- La cuestión a tratar no es de identidad o diversidad antigua y escrita sino de diversidad "actual y viva", de las lenguas valenciana y catalana.

P- Dicen los catalanistas que nuestra lengua, la valenciana, es catalana, porque tenemos palabras en común, idénticas.

R- Lo mismo puede colegirse del castellano respecto del catalán. Para muestra de las múltiples coincidencias que existen entre el catalán y el castellano hagamos la prueba abriendo al azar el "Diccionari general de la llengua catalana", de Pompeu Fabra, y vayamos entresacando las palabras propias del catalán que no pertenezcan también al diccionario castellano, es sorprendente.

P- Los dogmáticos catalanistas dicen que todos los romanistas defienden la catalanidad de la lengua valenciana.

R- Entre los catalanistas se incurre en el defecto de negar preparación técnica a quienes discrepan de sus teorías. El propio rector de la Universidad de Barcelona, Antonio Badía Margarit suele decir que no conoce ningún lingüista de "reconocido prestigio" que defienda la tesis de que el valenciano y el resto de la lengua catalana son dos lenguas distintas, con estructuras independientes.

A falta de argumentos serios, se escudan en que es creencia de todos los romanistas del mundo, que lo leen, además, en libros editados en Barcelona, y se lo creen. Apelan a la "autoridad" y o esgrimen argumentos. Estamos en un caso parecido al de Galileo. Galileo tuvo que luchar contra la "unanimidad de los científicos".

P- ¿Estamos vendidos entonces a la moda que circula entre filólogos?

R- El catalán a estas alturas no sería catalán, ni habría sido reconocido por "todos los romanistas" del mundo, incluso los catalanes, que hasta 1856 lo creían un dialecto del provenzal. Fue entonces, cuando surge la idea del catalán, como consecuencia de haberlo calificado asi Friedrich Diez en la "segunda" edición de su obra "Grammatik der romanischen Sprache", donde le da carta de nacimiento al catalán con personalidad independiente del provenzal.

P- ¿Esta moda terminará algún día y se volverá los ojos hacia la lengua valenciana?

R- Vendrá el día en que algún romanista eminente estudie la lengua valenciana en la boca viva del pueblo, y no en los libros catalanes, y ponga en evidencia la osadía de quienes se atreven a decir que la fonética valenciana, por no decir la lengua, se diferencia de la catalana solamente por detalles sin importancia, por la mera pronunciación.

P- Hay quien se empeña, también desde la Conselleria de Cultura de la Generalitat Valenciana, en defender a muerte la unidad de la lengua catalana.

R- El problema de la unidad de las lenguas valenciana y catalana no es un problema de origen histórico, si el valenciano es indígena o importado; ni de mayor o menor parecido en un momento de la antigüedad; valenciano y catalán pudieron ser muy parecidos o iguales entonces y no serlo ahora, por la natural evolución en el tiempo, y en función de factores internos y externos; ni de mayor o menor facilidad para la comprensión mutua, criterio según los lingüistas de ningún valor para identificar o distinguir lenguas contiguas.

P- Entonces, donde....

R- El problema se plantea en el campo lingüístico. Estudiar experimentalmente las lenguas catalana y valenciana, compararlas y hacer notar las diferencias que existen entre ellas en el orden fonético, morfosintáctico y léxico, para luego dictaminar si se trata de la misma o de dos lenguas distintas. Para los catalanistas, la deducción que sacan es que el catalán representaría lo puro, lo correcto y el valenciano lo impuro, lo corrupto, lo dialectal. Por consiguiente, indigno de ser elevado a nivel literario.

P- ¿Sólo en el campo estrictamente lingüístico?

R- La cuestión puede extenderse al campo socio-lingüístico para explicar cómo, aún siendo el valenciano y el catalán dos lenguas parecidas, han venido a diversificarse en el tiempo, y cómo el valenciano no ha sido nunca, ni es actualmente, un dialecto del catalán. E incluso podrían estudiarse las leyes lingüísticas que abonan la creación de nuevas lenguas a partir de un tronco común, y las razones jurídicas aplicables al caso valenciano, a la luz de las declaraciones de la Unesco y la legislación constitucional y autonómica.

P- Su último estudio ha sido comparar el catalán y el valenciano en fonética, en la actualidad y en la lengua viva.

R- Los catalanistas se empeñan en ver los rasgos que nos unen lingüísticamente. Sin embargo, lo que define a una lengua y la diversifica, no es lo que ella tiene de común con otras, sino lo que tiene de propio y diferente. Al contrario de lo que defiende el rector de la Universidad de Barcelona, Antonio Badía Margarit, los nativos de la región valenciana, en modo alguno se sienten identificados con la misma estructura fonética de los barceloneses. Fue el mismísimo Josep Plá, premio de las letras catalanas, quien dijo que lo que distingue a las lenguas neolatinas entre sí es la distinta pronunciación, que las ha hecho mutuamente ininteligibles.

P- El hecho fonético diferenciado se sigue advirtiendo a pesar de la "normalització".

R- No hay que dejarse deslumbrar por la actual ortografía catalana, de índole etimologista, la cual oculta la verdadera pronunciación. Y aunque escriben: color, toro, pare i organitzacio, pronuncian "kuló", "toru" (no bou), "para" y "urgenizesió".

P- En fin, que la "normalització" y la "unitat de la llengua" va a acabar hasta con la rica, variada y diversa fonética de la lengua valenciana.

R- Recuerdo una anécdota. Una vecina mía intentaba vender a otra una chaqueta que a su hijo le había quedado estrecha, con este razonamiento: si le cambias los forros, las mangas y el cuello y le pones una banda a la espalda, en cuanto le pegues los botones que le faltan, cosa que no tiene importancia, la chaqueta te quedará nueva. Igualmente, en cuanto le cambiemos a la fonética catalana todas las particularidades que la diferencian del valenciano, habremos conseguido la tan cacareada "unidad de la lengua".

cites

No es el catala una llengua romanica que sempre haja estat entre les llengües en personalitat propia: tot lo contrari, era considerat com una varietat dialectal de la llengua provençal, i nomes des de fa relativament poc, ha mereixcut la categoria de llengua neollatina independent
A. Badia Margarit

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
junts front a la AVL
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: