Romance del Reich Culé

Per Obdulio Jovaní Puig

Ya dije aquí de Carod, oriundo del cachirulo, converso de barretina, prófugo del seminario, lenguadicto y doctrinario, vocero de pegatina, que llevaría a Madrid -cielo de los «botiflers», negador de su nación, centralista y chulapón- un «escamòt» de «maulets»; que en esas tierras del Cid, tras derribar a Cascorro y plantar a Casanova, cambiaría el cocido por la «escudella i carn d´olla»; el chotis por la sardana, a Sabina por Serrat; bajando de su peana a su patrón San Isidro, colocando a Sant Cugat; y donde impera Neptuno pondría la Font del Gat; del agua del Manzanares -por Góngora aforado, «bebiote un asno ayer y hoy te ha meado»- en garrafón o en botella, haría caja y mercado, de Vichy o de Font Vella.

Tomada la capital -con el talante y aval de don Oppas Zapatero «que te fums d´emperador i te paga de tambor»- con su pose dialogal mientras dialoguen fuera cloratita y amonal, este orondo catalán de nariz tan apaisada y ruperta tan pelada, de foca su mostachón, erre que erre que erre, cabezón que cabezón, con esa verdad que miente, la que niega al disidente, ha montado un tenderete censurando el Estatut apañado por Pla y Camps sin siquiera consultarle; que vengan escayolistas, albañiles, menestrales, para rebajar el techo, que puedan sus meritorios estabularse en las listas; que venga Ascensión Figueres -de lazarillo Palmero, asesor de Ignasi Pla, cultete de «beabà», como perrito faldero- y proclame la unidad de la lengua catalana; y la venda por las plazas Ramonet el de la manta; Patufet i Marieta descifren el ADN del «nature» Freixenet; el RH identitario de la nacional «mongeta»; que Tapies lo inmortalice en trazo chafarrinón, que toque «el chocolatero» la cobla de Camprodón; y Adrià, el cocinero, haga canapés de gel, hojaldres de botifarra, tartaletas de cordero; que lo celebren La Trinca, Els Joglars de Boadella, Lluis Llach y Els Comediants, Buenafuente y la Sardà; también La Fura dels Baus, toda la farsa que quepa en el solaz camarote de los tres Hermanos Marx; excepto la Caballé, que para tanto no da; y que el diputado Puig se ponga los calzoncillos, y venga hasta La Ribera a reclamar sus derechos -nosaltrismo a dos carrillos- del lago de l´Albufera. Pasarán más de mil años, muchos más... pero seguro será que cruzados del Vallés, del Pallars o el Bergadà, catalanes de nació Zapatero los ungió, buscando nuestras garrofas hasta darse un atracón -que la pela es la pela y los euros euros son- vendrán a gorronear su egolatría rapaz, su querencia colonial, que aquí abajo les esperan, con murta y portapaz, cobistas, mamacalostros, quitamotas, franquiciados y sopistas, topos, quintacolumnistas, sin faltar en el cortejo obsequiosos del PP, mutantes y subrepticios, que por cuenta del consenso se ciscan en los principios.

Llevaron el todo a cien a la Ley Electoral, dejaron tal como estaba el idioma valencià; engañoso continente, que el contenido fecundo o bien se les va por alto o no lo alcanzan de profundo; lo aparente lo han pactado sansirolés y pasmados; el fondo, la Academia Valenciana lo ha feriado... Más allá de las palabras, del cinismo de dos caras, la lluvia apaciguada ya es borrasca consumada. Ya está el campo sazonado para que un chisgarabís, otro nazi con mostacho venga a imponernos el «blitz»: hablan catalán, luego es tierra catalana. ¿Y nuestras autoridades? «Ni sò ni arre», llamándose andana, ¡tata pis! Caeremos abatidos por un rayo de esperanza. Ya está a punto el Reich culé. ¿Que quién lo presidirá? Por supuesto... ¡un cagané!

cites

Escrich en vulgar valenciana, per ço que la nacio d’on yo so natural se’n puixa alegrar e molt ajudar...
Joanot Martorell

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
junts front a la AVL
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: