¿Quién paga los abogados de Camps?

Per Baltasar Bueno

Me ha indignado la desfachatez con que Camps quiere ahora que Juan García Sentandreu le pague las costas del pleito entablado por Juan García Sentandreu contra el Consell y las Cortes Valencianas por la presuntamente ilegal designación de los académicos de la Academia Valenciana de la Lengua.

Es evidente que Camps, y su tropa de afectos, lo han debido hacer para que a Juan García Sentandreu se le quiten las ganas de seguir defendiendo al pueblo valenciano, lo valenciano, todo lo valenciano. Una manera disuasoria muy maquiavélica.

La indignación, creo que la misma que debe sentir todo buen valenciano, a mi me viene ya de largo, de cuando el Partido Popular de Camps, engañó al pueblo valenciano y colocó en la AVL a la mayoría de académicos catalanistas. Eso fue una gran estafa, que debemos apuntar en el debe y haber de Zaplana y al entonces acólito suyo Camps.

Nos engañaron, nos estafaron, y nos siguen engañando, porque hay académicos que, diga lo que diga el Supremo, no reúnen los requisitos que exige la Ley para ser académicos, ni los han reunido, ni los reunirán nunca.

Si no que revisen el curriculum vitae de los académicos que proceden de Falange Española, del Movimiento Nacional, que vivieron del cuento público disfrutando de los beneficios y prerrogativas del Movimiento Nacional, aquel que nos sometió en la época de Franco.

Si los del Supremo y resto de jueces que han visto el asunto hubieran tenido ocasión de ver alguno de los nefastos programas de Ricardo Bellveser, el pluricobrador de sueldos públicos, en Canal 9, se habrían dado cuenta de que hasta hay académico que no sabe habalr ni escribir, no ya en valenciano, sino en catalán tampoco. Si a Bellveser lo sometieran a un simple examen de esos que hacen los catalanistas para darte un titulín de valenciano, de la Conselleria, dudo que lo superara.

Los letrados de las Cortes y los de la Generalitat, que ahora reclaman sus honorarios por haber coadyuvado a este nuevo pisoteo al intento de defender la dignidad de la Lengua Valenciana por parte de Juan García Sentandreu, ya cobran sus buenos salarios del erario público, y están para defender a las Cortes y al Consell en estrados.

No hace falta que se les pague más. Lo que hizo Juan García Sentandreu es lo que nadie hace ya, defender lo nuestro, la Lengua Valenciana, la dignidad del pueblo valenciano, este pueblo anestesiado por les mascletaes, las cabalgatas, las paellas, las copas americas y las cuchipandas. No lo hizo de forma temeraria, sino de manera argumentada, sólida, razonada, leal y honestamente.

Aquí a quién sí hay que pedir cuentas es a Rus que se gasta el dinero público en contratar costosísimos bufetes privados para evitar que antiguos trabajadores de Diputación no regresen a sus puestos de trabajo, a pesar de que tiene un buen plantel de abogados la Corporación.

Y a quien habrá que averiguarle la vida es a Camps, y preguntarle con qué dinero está pagándose al costosísimo bufete local privado, que, de momento, está intentando librarle, con uñas y dientes, de un final trágico y dramático en el caso Gurtel.

¿Con qué dinero está pagando Camps a su abogado los malabares y lances gurtelianos? ¿Si lo está haciendo con dinero público, y no de su bolsillo, es ello delito?

Juan, de verdad, una pena que tengamos esta banda de sujetos, estos elementos retorcidos, por políticos.

Claro que cada pueblo tiene los políticos que se merece.

Por Baltasar Bueno. Periodista

cites

Acaba la Biblia molt vera e catholica, treta de una biblia del noble mossen Berenguer Vives de Boil, cavaller, la qual fon trellada de aquella propia que fon arromançada, en lo monestir de Portacoeli, de llengua latina en la nostra valenciana.
Bonifaci Ferrer (1478)

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
Salvem la Magdalena
junts front a la AVL
Valencia universitaria
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
GAV
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: