Identificación lingüística de la onomástica valenciana

Per José Vicente Gómez Bayarri

La Academia Administrativa de la Lengua, "la AVL" se planteó hace unos años el tema de la denominación que correspondía asignarse a la lengua vernácula de los valencianos. Unos apostaban por la que ellos consideran la académica "lengua catalana"; otros, optaron por la formula híbrida "catalán-valenciano"; una minoría prefería nombrarla "valenciana".
 
Hemos de tener presente que consumada la fragmentación lingüística de la Romanía, al diluirse los elementos lingüísticos que constreñían el latín culto, asistimos al nacimiento de lenguas propias y a la aparición de conciencias idiomáticas diferenciadas. En el ámbito de la Romanía observamos que el latín culto se contrapone a los romances o lenguas vulgares.
 
A partir del siglo XIII la documentación valenciana refleja la gradual substitución del uso del latín por el del romance vernáculo valenciano. Numerosos textos plasman la conciencia idiomática propia, en virtud de la fragmentación lingüística latina que se irá produciéndose en la Baja Edad Media.
 
El proceso histórico de la fidelidad lingüística se plasma en la identificación onomástica que a lo largo de la historia bajo-medieval se le otorgó a nuestra lengua genuina. Primeramente se le denominó, en un período de transición onomástica, "romanç valencià" y posteriormente, en el período de consolidación, se generalizó el nombre de "lengua valenciana". Son numerosos los documentos que demuestran el testimonio de una incontrovertible conciencia idiomática valenciana a partir del siglo XIV. Los escritores valencianos se expresan, y así lo hacen constar, en múltiples ocasiones en "lengua valenciana" particularizada y singularizada.
 
Los primeros textos documentados, que conocíamos, que reflejaban específicamente el gentilicio "valenciana" para identificar a nuestra lengua autóctona eran: El testimonio de Antoni Canals "vulgada lenga materna valenciana" (1395). El Acta Notarial de 28 de junio de 1408, de un pleito entre la villa de Onda y la Orden de Montesa, "vulgar lengua valenciana". El Acta de 6 de junio de 1412 de los diputados y notarios asistentes al Compromiso de Caspe, "in ydiomate valentino". Y entre los documentos pontificios, uno correspondiente al pontificado del Papa valenciano, Alejandro VI, datado en 1504, donde se lee "lingua vulgari valentini expeditarum".
 
Hasta no hace mucho tiempo el primer testimonio, donde aparecía la expresión "llengua valenciana" sin ningún calificativo, y que además une los conceptos de conciencia idiomática con el de conciencia nacional, es en el "Prólogo" de la obra "Libre de Tresor" de Guillem de Copons, correspondiente a 1418. Este sentimiento nacionalista valenciano le indujo, asimismo a Joanot Martorell, en el "Prólogo-dedicatoria" del "Tirant lo Blanch" (1490) a unir el binomio "lengua" y "nación valenciana".
 
Estas fechas debemos retrotraerlas a raíz de la aparición de nuevos testimonios.
 
La investigación nos depara sorpresas. Un artículo publicado el 27 de noviembre de 2005 en un diario valenciano señalaba que la primera referencia al habla propia de los valencianos se había descubierto en un documento menorquín que recoge un proceso jurídico contra un tal Gil de Lozano, en el que se hace constar que la madre de éste -Sibila- hablaba en "valencianesch", porque era de Orihuela, sin entrar en consideraciones lingüísticas. El documento está datado entre los años 1343 y 1346.
 
El desaparecido diario Valéncia Hui publicaba, el 10 de julio de 2007, un artículo de Agustín Galbis que recogía el comentario expositivo del "Liber amici et amati", de Ramón Llull, redactado por un discípulo, en latín. El texto se encuentra en el folio 34vº del manuscrito "N-250, sup" de la Biblioteca Ambrosiana de Milán y afirma:
 
"Ista expositio excepta fuit ex magno volumine in lingua valentina composito per quemdam discipulum Raymundi. Inceptum Valentie mense decembris et finito mense Martii anni 1335. Laus Deo".
 
Consecuentemente, la denominación de "Lengua Valenciana" ya se constata, en un texto latino, en el año 1335, es decir, 60 años antes del documento "Prólogo-Dedicatoria" del manuscrito de Valerio Máximo, donde Antoni Canals constata la especificidad del gentilicio "valenciana" en contraposición a "catalana" para designar nuestra lengua autóctona.
 
Y no será el último documento que demuestre la conciencia idiomática de los valencianos desde la Baja Edad Media.

cites

Los dialectos de la lengua lemosina son la catalana, valenciana y mallorquina. La catalana ha recibido muchos vocablos de la francesa; la valenciana, de la castellana; la mallorquina se llega más a la catalana por ser hija de ella. De todas las tres, la más suave y agraciada es la valenciana y no me lo hace decir la pasión
Gregori Mayans i Ciscar

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
Salvem la Magdalena
junts front a la AVL
Valencia universitaria
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
GAV
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: