Alto y claro

Per Cesáreo Jarabo

Se puede decir más alto, pero dada la situación de tiranía existente, difícilmente se puede decir más claro si es que acaso pretendemos ser escuchados o leídos por alguien más que los cuatro chalados de siempre, y que conforman nuestro círculo.

Acabo de terminar el libro “La última aparición de la Virgen”, publicada por Planeta, y cuyo autor es Santiago Martín, periodista y sacerdote; y me permito criticar la obra sin que nadie me lo haya pedido, movido por la gran profundidad que destila, que merece ser digerida y asimilada.

Desde el comienzo engancha de manera decidida, lo que no es poco cuando tal afirmación la hace, como es el caso, alguien que no soporta la novela, siendo que de novela se trata. Para que quién tenga la paciencia de leerme, sólo comentar que me manifiesto incapaz de terminar una novela. Soy lector de filosofía, de historia, de sociología... pero no de novela. Leo periódicamente Don Quijote de la Mancha, pero Don Quijote no es novela, y creo que he acabado pocas novelas; sólo “Crimen y Castigo” me ha atraído... y el final se me hizo pesado...

No sucede lo mismo con la obra comentada, cuyas 500 páginas se leen de un tirón. Hay emoción, ternura, espíritu de superación... y fe. Y todo enmarcado en un contexto inequívocamente histórico, si bien de una historia futura extremadamente cercana cuya realidad, si fuésemos hombres, nunca llegaría a ser cierta. Lamentablemente, lo será.

Lamentablemente lo será... y afortunadamente tendrá el final que señala el autor, pero lo tendrá si las personas somos capaces de actuar como es debido; si somos lo suficientemente honestos, inteligentes, decididos y cristianos.

Y digo yo, ¿acaso no es más inteligente, honesto, decidido y cristiano hacer ya lo que se debe hacer, ahora, y no esperar a reaccionar cuando nos encontremos a la entrada del infierno?

Dios nos puede perdonar muchas cosas, pero no nos premiará si enterramos nuestros talentos.

cites

Y más ha concedido Dios a Valencia una lengua polida, dulce y muy linda, que con brevedad moderada exprime los secretos y profundos conceptos del alma, y despierta el ingenio a vivos primores, donde le resulta un muy esclarecido lustre.” “Esta lengua formaron de lo mejor que había en la lemosina y por lo que les faltaba recurrieron a las tres lenguas más excelentes de todas las del mundo según antes hemos probado. De la hebrea tomaron... De la griega... De la latina tomaron todos los otros vocablos para hacer que la lengua fuese muy copiosa y tuviese propio nombre a cada cosa por rara que fuese.
Rafael Martin de Viciana

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
Salvem la Magdalena
junts front a la AVL
Valencia universitaria
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
GAV
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: