Los intereses, lo primero

Per Juan Vanrell Nadal

«Hay tantos intereses creados que ya resulta imposible introducir en la reforma del Estatuto que la lengua oficial de Baleares es el balear y no el catalán». Con estas o parecidas palabras el ´comité de sabios´, que se reunió en Menorca, ha querido justificar lo injustificable.

Por intereses creados se puede pisotear la Historia. Por intereses creados se puede tergiversar la Cultura. Por intereses creados se puede eliminar la lengua multimilenaria de un pueblo. Lengua que ya hablaba Ramón Llull s.XIII (...»para el pueblo escribo en vulgar -romance mallorquín por tanto- y en latín para la gente culta.» hacen constar sus biógrafos). El balear es una lengua especial y diferenciada que de diempre llamó la atención a los visitantes de las islas. Lean a George Sand. Estudien a Menéndez Pidal. El famoso Robert Graves dijo: «el mallorquín es una lengua tan antigua como el inglés y más pues que el catalán y el provenzal, sus parientes más cercanos». Autoridades intelectuales de la categoría de Torcuato Luca de Tena o de Miguel de Unamuno, han proclamado la autenticidad de la lengua balear. «En Portugal no leo si no en portugués, ahora en Mallorca leo en mallorquín la graciosa obra de D. Gabriel Maura «Aigo forts». Yo aquí leo en mallorquín, pero cuidando que lo sea y no catalán, pues los intelectuales de aquí prefieren escribir en catalán antes que en su lengua materna». (Por tierras de Portugal y España -1916).

Nuestros ¿sabios? no saben nada de esto. Sólo saben de intereses creados. Obvio que no hayan leído el opusculito del maestro barcelonés D. José Osés Larrumbe, escrito en 1932 para evitar que alumnos y padres catalanes fueran embaucados «con falsas leyendas prodigadas entre el sencillo pueblo catalán para deslumbrarlo y llevarle a tristes aventuras políticas». Pero, sí deberían saber que Menéndez Pidal, Vicens Vives, Ubieto Arteta y Álvaro Santamaría han desenmascarado, tal que ese maestro de 1932, las proezas legendarias contadas por pseudohistoriadores nacionalistas catalanes.

De siempre el hombre ha claudicado ante el poder y el dinero. «El hombre se mueve por la peseta o por la bragueta» me decía hace tiempo un compañero manchego. Son tan poderosos estos intereses, que nuestros ¿sabios? los anteponen a su propia lengua ancestral, a su propia cultura milenaria y a su propia responsabilidad social. Por intereses creados los políticos quieren más poder. ¿Por cuánto nuestro políticos y sabios habrán vendido nuestra histórica lengua y cultura? El queso mahonés es «cultura catalana»; la sobrasada es «cultura catalana»; «sas formetjadas» también son «cultura catalana».

Comprendo -y lo alabo y apoyo- que los Pujol, Mas, Maragall, Carod y Piqué, defiendan a capa y espada los intereses creados de Cataluña. Lo verdaderamente intolerable es, que por ambición insaciable los políticos catalanes quieran apropiarse de la cultura y de la lengua balear, por que es muy parecida a la suya. La vergüenza de las vergüenzas es, sin embargo, que directa o indirectamente, inviertan cantidades astronómicas para comprar voluntades y así poder porclamar: «¡Som una nació. Som 12 milions de català-parlants!» Una vez más emplazo públicamente a todos los rectores de las Universidades de Cataluña, Baleares y Valencia, y a los respectivos presidentes autonómicos, a que digan al pueblo español lo que era Cataluña en 1229 y 1238... Y si entonces Cataluña no existía políticamente, ¿cómo pudo dar su lengua y su cultura a Baleares y Valencia?. ¡La farsa es total! Desde la falaz tergiversación manda la ignorancia, la desidia, la cobardía organizada y la astucia que conduce al error.

cites

La valenciana, graciosa lengua, con quien sólo la portuguesa puede competir en ser dulce y agradable.
Miguel de Cervantes

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
junts front a la AVL
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: