La Real Academia con el paso cambiado

Per Agustí Franch

La lengua castellana, idioma oficial español, está sufriendo un grave deterioro, y es la Real Academia Española, la encargada de velar por su pureza. También servir a la unidad del español es el gran objetivo por el que trabaja la Academia, según ha dicho su director, don Víctor García de la Concha. En ese mismo acto ha manifestado el señor director que el valenciano para los filólogos es una modalidad del catalán (Mediterráneo, 12.6.2002). Ha dicho para los filólogos, pero debió haber dicho para algunos filólogos. Nosotros añadimos además que también lo es para él, puesto que el diccionario de la Real Academia, es esa la definición que da.

También dijo el señor director, y puede ser el único acierto, en sus manifestaciones, que esto ha sido un problema de los políticos. Y no debió él adherirse al lenguaje político, sino convenir con el dictamen de la ciencia, que aunque no le creemos ignorante ni olvidadizo, permítanos, con todos los respetos, unas breves rememoraciones de la historia.

No es necesario aducir pruebas, por ser generalmente admitido que han sido los pueblos, en sus correspondientes zonas geográficas, los que han formado sus respectivas lenguas a través de los tiempos.

Valencia o Cataluña no son los nombres los que hacen a los pueblos, como tampoco el hábito no hace al monje. Son su idiosincrasia, su carácter, su temperamento, los que identifican a cada individuo, a cada pueblo.

Su propio temperamento tuvo el pueblo edetano, una de las mayores y más organizadas monarquías en tiempos antiquísimos; unidad social de habla ibérica, con rasgos lingüísticos propios; con varias poblaciones que acuñaron monedas; un pueblo de los más organizados, en su tiempo; un pueblo, que supo mantener su unidad a través de los siglos allá en la protohistoria y primeros tiempos.

Y mucho más de lo dicho era la Edetania, que comprendía, geográficamente, casi todo el territorio que sería mucho después el reino de Valencia, con franja extendida, en su parte septentrional, hasta Zaragoza.

Es absurdo, en cuanto al lenguaje, pretender que en un momento determinado de la historia quedaran sus habitantes mudos para que les enseñaran a hablar los cuatro aventureros que trajo Jaime I cuando vino a subyugar a los valencianos. Oscuros personajes aquellos, incultos, sin doctrina alguna, que otra cosa no sabían, que guerrear, y… ¿pretenden que enseñaran a hablar a quienes ya tenían su idioma y su cultura?

Y es absurdo, también, pretender que todas las zonas históricas peninsulares produjeran su romance, menos esta parte de la Edetania que después sería Reino de Valencia. Todo, para deificar a aquellos que “vinieron a enseñarnos a hablar” y extender, de ese modo, el manto imperialista de una región sobre otra, con más antigüedad histórica la vejada, que la vejadora.

Antes de la venida de D. Jaime ya estaba organizada Valencia: el reino musulmán, fundado el año 1010, un par de siglos antes de que vagamente existiera el concepto de Cataluña, no una organización catalana propiamente dicha, cuyos territorios estaban divididos en varias tribus, primero; en muchos condados, después, litigantes entre sí por un palmo de terreno.

Sin la existencia de Cataluña, el reino musulmán de Valencia, antes Edetania. Así lo dicen las fuentes históricas. Y no nos queda más espacio.

Agustín Franch Franch

- Articul publicat en el periodic “Mediterráneo”, en la seccio de “Cartes al Director”.

cites

L´individualitat de la llengua valenciana dins de la familia de les llengües occitanes, cap que tinga una mija cultura, la pot posar en dupte.
Manuel de Montoliu

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
junts front a la AVL
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: