Profanada la Real Senyera por los Gürtel

Per Baltasar Bueno

Lo que hizo ayer el PP fue otra indecorosa, inmoral y hasta delictiva utilización de la Real Senyera, como hace siempre, al llevarla en mano agitándola los que patéticamente vitoreaban a Camps camino del patíbulo de la Justicia.

Quisieron hacer ver a los que aún andan despistados en este asunto que se trataba de condenar a Valencia, a los valencianos, simbolizados en nuestra entrañable Senyera.

De esta manera han identificado Real Senyera con los caraduras imputados en el caso Gürtel, que se están colocando de lo fino en política, gracias, entre otras cosas, a la indebida utilización de la Senyera en las campañas electorales.
Son así estos sujetos del PP, especialmente la manada de peperos que ayer no cogieron su bandera, la de la gaviota, para alentar al acojonado Camps, ni se llevaron detrás la sintonía del partido, para no identificar el choriceo con el PP, pues ya se sabe lo que dijo otro caradura, González Pons, que “cuatro chorizos no son el PP”.

Lo grave es que la Real Senyera, símbolo institucional de la Patria Valenciana, fue ayer bandera de gentes de dudosa catadura moral, que han derrochado televisiones TDT y organizaciones de macrofiestas y mítines populares en beneficio y a favor de una banda cuyo jefe supremo está hoy en la cárcel. Y el resto ya veremos cómo acaban. De momento hay ya 8 milloncejos de euros en danza, a bigotazo limpio.

Les decía el otro día que lo del PP es comprar, alquilar o anestesiar la valencianía, pero a esas actividades cabe unir, se me olvidó y disculpen por el yerro, cómo manipulan descaradamente al personal identificándose ellos mismos con la valencianía, con lo valenciano, con nuestra Real Senyera, la Senyera de todos los valencianos, que estos elementos sacan en provecho propio cuando les interesa y conviene, haciendo después activísima profesión de fe catalanista.

La Real Senyera fue ayer profanada al exhibirla unos individuos a sueldo político del PP en un acto patético, un acto judicial en el que compareció el presidente de la Generalidad Valenciana imputado en un asunto de dádivas y regalos personales y familiares.

Hay que exigir la dimisión de Camps por muchísimos motivos, pero especialmente por haber ensuciado gentuza de su partido nuestra Real Senyera llevándola y ondeándola sin ningún escrúpulo, ni causa legal y decente que lo justificara, a un acto en que se pretendía saber si estamos o no ante unos presuntos delincuentes.

A los del PP hay que decirles bien claro que dejen de engañar y manipular a los valencianos y dejen, sobre todo, de dárselas de valencianistas y de ondear la Senyera en beneficio de sus negocios y bolsillos.

cites

Es la lengua valenciana la primera lengua romance literaria de Europa, de cuyos clásicos no sólo aprendieron catalanes sino incluso castellanos
Menéndez Pidal

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
Salvem la Magdalena
junts front a la AVL
Valencia universitaria
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
GAV
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: