Aula de Humanidades y Ciencias, RACV.

Per Vicente L. Simó Santonja

La Real Acadèmia de Cultura Valenciana viene celebrando desde 1980 ¡28 años! su ‘Aula de Humanidades y Ciencias’, llamada “de Gandia” por su localización. Ingente obra del Académico Dr. Aparicio Pérez, que progresivamente ha ido ampliando su contenido, siempre leal a la cultura valenciana y gracias a un especial mecenas “particular”, el señor Cremades de Adaro. Este año se desarrolla en varias sedes, entre el 8 de julio pasado y el 1 de agosto próximo.

Empecemos el año por lo pasado: del 8 al 10 de julio corriente se ha desarrollado el X Seminario de Arte Prehistórico “Antonio Beltrán Martínez” en el Museo de la Valltorta, Tirig, Castelló, para dar a conocer las “Novedades en el conocimiento del Arte Prehistórico durante el curso Académico 2007-2008”, y la “Superposiciones y estatigrafía cromática”, en que junto a la RACV han colaborado las Diputaciones de Castelló y Valencia, y el Museo-Parque Cultural Valltorta. Ciertamente un “paisaje increíble”.

Y precisamente de “paisaje rupestre” voy a hablar hoy, en tanto que como Decano de la RACV me correspondió clausurar el Seminario, con un atrevido título: “Raíces prehistóricas de la idiosincrasia del Pueblo Valenciano”.

Azorín escribió, en pulcra prosa y verdad que “El medio hace al hombre. El contraste es irreductible en unos y otros moradores de España mientras el medio no se unifique”. Ortega filosofó, profundamente, que “Todo ver es, pues, un mirar; todo oír, un escuchar y, en general, toda nuestra facultad de conocer es un foco luminoso, una linterna que alguien, puesto tras ella, dirige a uno y otro cuadrante del Universo, repartiendo sobre la inmensa y pasiva faz del cosmos aquí la luz y allá la sombra”. Y por si esto fuera poco a Steinbeck se le ocurrió sentenciar que “¿Cómo podremos vivir sin nuestras vidas? Sin nuestro pasado, ¿cómo sabremos que somos nosotros mismos?...¿qué pasará si te despiertas por la noche y sabes…y sabes que el sauce no está ahí ¿Puedes vivir sin el sauce? No, no puedes. El sauce eres tú mismo”.

Hace un cuarto de siglo, 1983, aprovechando mi estancia en La Haya, paisaje holandés, intenté un ensayo sobre “La cultura del paisaje valenciano”; y como siempre sucede, la estructura de los anteriores tres textos “pilares”, me dejó en la tinta de mi estilográfica (escribía a mano, y en Alkmaar) tres palabras inquietantes, una de cada autor: “medio-luz-pasado”. Y pasados 25 años he tratado de desarrollarlas, atendiendo a los deseos de “decir algo”, que me solicitó mi compañero José Aparicio.
La clave inicial está en contestar la interrogante de Steinbeck. No se puede vivir sin nuestro pasado, para saber que somos nosotros mismos. Ahora mismo tenemos nuestro “paisaje” personal y colectivo, y hasta nuestro “árbol”; nosotros hemos modificado el paisaje, pero el propio “medio” nos ha hecho como somos. Se trata de mirar y oír.

Y en mínimas palabras, esta es mi tesis, mi ensayo. El arte rupestre levantino, como así se conoce, vivió en un medio de luz, al aire libre, mientras otros artes similares vivieron en medios de sombra “climáticos”: las respectivas idiosincrasias populares, diferentes. Pasaron miles de años, muchos miles, y nos llegaron otras culturas: ibérica, fenicia, griega, romana, goda, musulmana… y no deja de ser, cuanto menos, curioso e inquietante, que encontraran la “linterna”, para buscar la luz, que no la sombra, sobre los mismos, idénticos o próximos, asentamientos humanos.

Los árboles eran los mismos o diferentes; los cultivos adecuados al medio, los riegos y las cosechas; las culturas enriquecidas; y nosotros los “valencianos” con tantos miles de años a las espaldas: un pueblo irrepetible.

cites

Hay unanimidad en los autores valencianos de los siglos XIV, XV y XVI en llamar valenciana a su lengua
Simó Santonja

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
junts front a la AVL
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: