El visigodo Teodomiro

Per Vicente L. Simó Santonja

Teodomiro, en árabe Tudmir, fue un visigodo que a la llegada de los árabes en 711 gobernaba la Provincia Cartaginense, naturalmente, romanizada todavía. Y, como se dice, ha pasado a la Historia, a ser historia, porque en abril de 713 suscribió un conocido tratado con Abd al-Aziz ibn Musa, que le permitió gobernar a título de rey la llamada Cora de Tudmir, que además de Murcia comprendía buena parte de nuestra provincia de Alacant y en especial, Oriola.

No recuerdo donde he leído, ni quien escribió, “que la historia no puede hacerse (escribirse) a saltos”, porque quien así lo hace, suele “caerse” y se le ve el plumero; el plumero de la ignorancia y a veces el de los intereses soterrados para que su tesis prospere, y los incautos, también se caigan, por creérsela y convertirse en dogmática.

En más de una ocasión, en estos espacios planteo interrogantes, que nadie me contesta; nadie de los que yo quisiera me sacaran del error, cuando aseguro que algo debió pasar en la Comunitat Valenciana, en esos mil años que van desde la romanización a la conquista de Jaime I, que nos hizo reino independiente dentro de la Corona de Aragón, nunca Confederación y menos “catalano-aragonesa”.

Yo comprendo que resulte difícil entender que el Rey Conquistador casi “se paseó” por nuestro reino, porque antes de guerrear (aunque a veces lo hiciera) prefería la paz de los pactos, y el respeto a la libertad de los “vencidos”. Conducta que no debe extrañarnos, porque fue un criterio “similar” al que trajeron los árabes para “dominar” tan rápidamente toda la Península, que se islamizó, sin arabizarse.

Hubo que esperar al siglo XIII para que el llamado “pacto de Tudmir” fuera conocido gracias al andalusí Ibn Adarí. Al parecer según la Crónica de 1344, Abd al-Aziz “lidio con la gente de Orihuela e de Lorca e de Valencia e de Alicante, e quiso Dios assí que los venció”. Existen diversas versiones muy parecidas de dicho pacto, transcribo la del profesor Felipe Maillo Salgado, que considero de más fácil entendimiento e interpretación:

“En el nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso. Edicto de Abd al-Aziz ibn Musa ibn Nusair a Tud (Teodomiro hijo de los godos). Este último obtiene la paz y recibe la promesa, bajo la garantía del Profeta, de que su situación y la de su pueblo no se alterará; de que sus súbditos no serán muertos, ni hechos prisioneros, ni separados de sus esposas e hijos; de que no se les impedirá la práctica de su religión, y de que sus iglesias no serán quemadas ni desposeídas de los objetos de culto que hay en ellas; todo ello mientras satisfaga las obligaciones que les imponemos. Se le concede la paz con la entrega de las siguientes ciudades: Orihuela, Alicante, Mula, Villena, Lorca y Ello (¿Elche?). Además no debe dar asilo a nadie que huya de nosotros o sea nuestro enemigo; ni producir daño a nadie que goce de nuestra amnistía; ni ocultar ninguna información sobre nuestros enemigos que pueda llegar a su conocimiento. Él y sus súbditos pagarán un tributo anual, cada persona, de un dinar en metálico, cuatro medidas de trigo, cebada, zumo de uva y vinagre, dos de miel y dos de aceite de oliva; para los sirvientes, solo una medida. Dado en el mes de Rayab, año 94 de la Hégira (713 después de Cristo). Como testigos, Suman ibn Abi Abda, Habib ibn Abi Ubaida, Idris ibn Maisara y Abul Qasim al-Mazali”.

Les ruego que repitan la lectura de este Tratado, y mañana continuaremos con su interpretación, porque a buen seguro entenderemos la impropiedad de un “salto guiness” de mil años, de un milenio, que se dice pronto, para justificar la tabula rasa que dicen encontró Jaime I cuando conquistó el reino “moro” (mejor, musulmán) de Valencia.

cites

Y más ha concedido Dios a Valencia una lengua polida, dulce y muy linda, que con brevedad moderada exprime los secretos y profundos conceptos del alma, y despierta el ingenio a vivos primores, donde le resulta un muy esclarecido lustre.” “Esta lengua formaron de lo mejor que había en la lemosina y por lo que les faltaba recurrieron a las tres lenguas más excelentes de todas las del mundo según antes hemos probado. De la hebrea tomaron... De la griega... De la latina tomaron todos los otros vocablos para hacer que la lengua fuese muy copiosa y tuviese propio nombre a cada cosa por rara que fuese.
Rafael Martin de Viciana

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
junts front a la AVL
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: