Cultura Valenciana Anterior a 1238 (I): Testimonios Musulmanes

Per Vicente L. Simó Santonja

Corre, que digo, vuela, por ahí cierta tesis oficialista equivocada, que parte de la “nada”, del no ser, contradicción del ser, para sentar cátedra de que Jaime I nos “hizo” o parió como pueblo, naturalmente gracias a los repobladores que fueron recibiendo casas y tierras de su Reino. Que renacimos como pueblo cristiano, aunque los cristianos no habían desaparecido y convivían sin problemas con “moros” y judíos, es evidente.

Pero de ahí a asegurar que “fuimos” gracias a los repobladores, y casi en exclusiva a un grupo de ellos, trasciende del error, posible, para convertirse en falsedad, en cuyo calificativo “interesada-no interesada” no entro. ¡Allá los asesores de la oficialidad!.

Lo que está escrito es que los geógrafos musulmanes alababan la fertilidad de las tierras del Reino: Oriola, rodeada de jardines y vergeles que producían frutos excelentes; Dénia, rodeada de higueras y viñedos; Alzira, con regadíos de frutales; Burriana, con árboles y viñas.

Para Valencia punto y aparte. Texto de Al Adjubí: “Valencia se encuentra cerca de un lago y del canal del río que la rodea por el norte. Está situada en la región de al-Andalus, en uno de los lugares de mayor belleza. La envuelven huertas y acequias y solo se escucha el rumor de la corriente del agua, que se extiende por todo, se ramifica en una infinidad de cursos cantarines. Cerca del mar Mediterráneo se encuentra la Albufera. Al salir de la ciudad, hay deliciosos lugares de esparcimiento…De gran amenidad y esparcimiento la Russafa, lugar predilecto de Ibn Amir…La claridad de la luz de Valencia es superior a la de otras ciudades de al-Andalus y es cierto que su atmósfera es siempre resplandeciente, sin que haya nunca nada que la enturbie” (¡¿antecedente de la “llum” de Sorolla?!). Texto de Al Maqqari: “por la abundancia de sus jardines Valencia es llamada Ramo de Flores de al-Andalus. Su Russafa es considerada como una de las herencias más deleitosas de la tierra, el sol, al nacer, se mira en las aguas de su Albufera”.

¿Conocen ustedes que algún “repoblador” se fijara, y manifestara, estos detalles?. Pues, sin ir más lejos, el propio Jaime I, en su Crónica reconocía la belleza natural y el esplendor de los antiguos pobladores (no de los nuevos): “Anc no vim Xàtiva, e volem-la veer. E anam lla, a aquell coll qui es part del castell, e veem la pus bella horta, moltes e espesses, e veem encara lo castell, tan noble e tan bell, e tan bella horta, e haguem-ne gran goig e gran alegre en nostre cor”. ¿Quién había dado “cultura” a esta bella huerta?.

Dozy asegura que cuando los árabes llegaron a la Península, no atentaron contra la seguridad de las personas, ni se adjudicaron todas las tierras, simplemente reservaron un quinto para el Califa y repartieron los otros cuatro entre los musulmanes (muy pocos de ellos árabes-beréberes).

No hago sino seguir la tesis del profesor Julián San Valero: “cultura es el saber vivir humano”. Y los “valencianos” (cristianos, árabes y judíos) con los que se encontraron los repobladores, eran “humanos” y tenían su cultura “agrícola” que no les enseñaron los advenedizos, esos que al decir de algunos incultos transformaron la “nada” en “esencia”. ¡Sin duda alguna, el mayor de los milagros de todos los tiempos habidos, y por haber!.

Negar las evidencias culturales, aunque sean agrícolas, demuestra los afanes dogmáticos genocidas, de un pueblo que ya era como era, y “estaba siendo”. Atención al refrán: “¡una huerta es un tesoro, si el que la trabaja es un moro!”.

cites

Subsistix a Espanya no sols la diversitat de lleis sino tambe d’ idiomes. Es parla encara en gallec, en bable, en vasc, en catala, en mallorqui i en Valencià
Pi i Margall

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
junts front a la AVL
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: