Lengua valenciana (8) : Algunos flecos

Per Vicente L. Simó Santonja

Por cierto, ¿saben ustedes que durante algún tiempo parte de Cataluña fue francesa? ¿Y saben que dejó de serlo gracias a Jaime I el Conquistador? El 16 de julio de 1258 ¡a cumplir 750 años el próximo 16 de julio!, se firmó el Tratado de Corbeil que volvió los territorios a su espacio.

La Marca Hispánica fue la frontera político militar del Imperio Carolingio al sur de los Pirineos. No olviden que la dominación franca se hizo efectiva tras la conquista de Gerona en 785 y Barcelona en 801. En la Marca Hispánica, integrada por Condados dependientes de los monarcas carolingios, a principios del IX los condes francos fueron sustituidos por nobles autóctonos. El imperio Carolingio se disgregó tras la muerte del hijo de Carlomagno, Ludovico Pío, y sus tres hijos Carlos, Lotario y Luis se repartieron el imperio mediante el Tratado de Verdun, en 843.

Suele decirse, y es cierto, que durante el siglo X los Condes de Barcelona reforzaron su actividad política, en especial cuando tras la dinastía Carolingia llegó la Capeta. Pero una cosa es la independencia de “hecho” y otra la de “iure” y ésta no llegó hasta el citado Tratado de Corbeil.

Está redactado en latín, y traducido se inicia con estas palabras: “Es universalmente conocido que existen desavenencias entre el señor rey de Francia y el señor rey de Aragón, de las Mallorcas, y de Valencia, conde de Barcelona y Urgel, señor de Montpellier; por lo que el señor rey de Francia dice que los condados de Barcelona, Besalú, Urgel, etc. son feudos suyos; y el señor rey de Aragón dice que tiene derechos en Carcassona, Tolosa, Narbona, etc.”. Se llega a una cesión recíproca. La frontera política actual, que eliminó la de 1258, quedó definida por el Tratado de los Pirineos, en 1659, por cierto sin la preceptiva convocatoria de Cortes, que no fueron informadas hasta 1702.

Lo trascendente, desde el punto de vista histórico, es que con anterioridad a este tratado de 1258, crucial para el Condado de Barcelona y para la futura Cataluña, tiene lugar la conquista de Mallorca en 1229 y la de Valencia en 1238. ¿Cabe en esa situación política feudataria anterior a 1258, hablar de confederación (¿?) catalano-aragonesa, cuando todavía los francos no habían renunciado definitivamente a sus pretendidos derechos sobre los territorios catalanes?

La interrogante anterior no desconoce que hubo repobladores catalanes en la conquista de Mallorca y también en la de Valencia. Lo que duda, y por eso interroga, es si antes del tratado de Corbeil pudo haber “confederación” (aparte de que en aquellos tiempos el término político todavía no estaba inventado, ni aplicado).

Pretendo, modestamente, que quienes se consideran científicos: observen, describan, induzcan, demuestren y sobre todo comparen o lo que es lo mismo constaten sus hipótesis con la realidad. Los supuestos fácticos del romance catalán y del romance valenciano vienen desde tiempos muy lejanos, y no pueden tener un tratamiento diferente. Lo repito y repetiré hasta la saciedad, porque es ilógico frente a la realidad, que el catalán tenga por madre al latín, y el valenciano tenga que “aguantar” a la madre catalana.

Si desconocemos los hechos pasados, difícilmente razonaremos sobre los presentes, y nunca, dogmáticos, alcanzaremos un entendimiento futuro. La ciencia del lenguaje ni es teoría atómica, ni mecánica cuántica. En nuestro tema es importante el conocimiento científico sobre el estudio de los procesos naturales o sociales, es decir, el estudio de los hechos y la realidad evolutiva de ibero-latín-romance no admite doble respuesta.

cites

Los mallorquines hablan una lengua que es tan antigua como el inglés y más pura que el catalán o el provenzal, sus parientes más cercanos.
Robert Graves

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
junts front a la AVL
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: