Lengua valenciana (7): El pírrico catalán

Per Vicente L. Simó Santonja

Escribo ‘pírrico’ sin ánimo de ofender, pero desde la lágrima que me ofende. Los catalanistas airean sus cifras, y hasta se las creen. Se llenan la boca, no sé si también el estómago, diciendo que se habla en Andorra, en Cataluña, islas Baleares, parte de la Comunitat Valenciana, la Franja Aragonesa, la región del Carche murciano, la Cataluña Norte francesa, y la ciudad sarda de Alguer. Las cifras globales parecen estratosféricas: lengua habitual de 4;4 millones de personas; capaces de hablarlo 7;7 millones; y comprenderlo 10;5 millones. Estos datos oscilan según el fundamentalismo de quienes los proporcionan.

¿Por qué la gran batalla se desata contra la lengua valenciana? Por los millones de valenciano parlantes que aporta ¡somos muchos en Valencia!, que en definitiva Baleares aporta poco más de un millón.
Lo pírrico está en estos datos: de la población de Andorra con algo más de 81.000 habitantes, el catalán es lengua habitual tan sólo de un 43;8%, o sea unos 35.577 hablantes; no hay cifras oficiales sobre el Carche, pero se dice de unos 500 hablantes; en los Pirineos Orientales franceses, la Cataluña norte, sobre un cálculo de 331.140 habitantes, el catalán es habitual en un 3;5%, o sea 11.703 hablantes; se dice que en la franja aragonesa lo hablan 29.000 personas; y en Alguer, con una población de 42.289 habitantes, el 80% habla italiano, y tan sólo el 13;95 catalán, o sea unos 5.878 hablantes.

Simplemente sumen los flecos pírricos, resten del total y comprobarán que la “aportación” valenciana es fundamental para el objetivo político imperialista pujolino. Aunque los datos ‘bailan’, si la lengua catalana es habitual en Cataluña para 2.742.600 personas y en Valencia para 1.274.000, a nadie debe extrañar que no quieran perderse el importante ‘bocado valenciano’ al precio político que sea. En el total global de 4.453.098 personas que tienen el catalán como lengua habitual, incluidos los valencianos, éstos representan un nada despreciable 28;60%. Lo dicho, bocado sabroso y nutritivo.

Quizá algunos científicos, de conciencia no excesivamente tranquila, han propuesto soluciones alternativas: catalán-valenciano-balear (nombre demasiado largo, que ya se utilizó en el XX, en especial en el Diccionario de Alcover y Moll); en cada territorio, la misma lengua tiene diferentes denominaciones; podría admitirse valenciano/catalán o catalán/valenciano. Esta posibilidad incluso fue sugerida por la AVL, pero no pudo progresar por chocar frontalmente con el Estatut de Autonomía. Y ahí sigue la ‘batalla’. El Estatuto Balear la ha perdido, porque reconoce el catalán como idioma oficial, lo mismo que evidentemente hace el Estatuto Catalán.

Pero va y resulta que nuestro Estatut se refiere a ‘lengua valenciana’, si bien esto que dice a la letra, se interpreta, que debe ser dentro de un gran sistema, el catalán. Por eso la AVL habla de ‘convergencia’. De todos modos como los desatinos ‘se pagan’, el desatino de una AVL de Gramática ‘obligatoria’, ha conducido al ‘atino’ del reconocimiento oficial y en parte obligatorio de una diglosia entre el ‘valenciano artificial, administrativo’, y el ‘valenciano, natural, casero’ (para ir por casa, donde no alcanza la obligatoriedad de la AVL, ¡faltaría plus!).

Y gracias a la Constitución Española, que a todos nos obliga (incluso a la AVL obligatoria), seguimos teniendo derecho a la libertad de pensamiento y a la libertad de expresión, ¡sin formas artificiales! Esta es la tristeza de nuestro valenciano ‘expropiado’.

cites

Nadie podrá asegurar que el valenciano y el mallorquín sean dialectos del catalán en el verdadero sentido de la palabra. Los tres se han desarrollado con absoluta simultaneidad de tiempo y divergencias léxicas, sin influirse mutuamente
Carreras i Candi

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
junts front a la AVL
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: