La valenciana, una suma de diversas lenguas

Per Baltasar Bueno

El territorio del Reino de Valencia ha sido a lo largo de su historia una encrucijada de lenguas y culturas, una mezcla, un “totum revolotum” de las lenguas y hablares de todos los pueblos que se asentaron en sus lares.

Todos ellos fueron dejando su poso, su sello, su impronta, sus genes -esto debiera entenderlo muy bien Grisolía que sabe de genética un rato- en lo que hoy sigue siendo, de momento, pueblo valenciano.

Los primeros pobladores que tuvimos, de los que sabemos y tenemos pruebas fehacientes tenían idioma hablado y escrito, fueron los iberos, los edetanos, las tribus llirianas, que se esparcieron hacia abajo y hacia arriba colonizando nuestra geografía, cientos de años antes de Cristo.

Llegaron fenicios, griegos, romanos, godos, visigodos, árabes, judíos, castellanos, aragoneses, gallegos y unos pocos catalanes y se asentaron en estas tierras.

Toda esta gente no era analfabeta, ni sordomuda, ni hablaban con señales de humo, ni por medio del tam-tam, sino que, como todo ser humano, tenían su lenguaje hablado y escrito.

Influyó mucho en nuestra tierra el latín que trajeron los soldados colonizadores romanos, que hasta fundaron la ciudad de Valencia y construyeron nuestras primeras carreteras, como la Vía Augusta.

Más tarde llegaron aquí los pueblos árabes y se quedaron, trabajadores y dueños de sus tierras, más de quinientos años. Medio milenio de lenguas y culturas árabes, que fundaron un montón de pueblos, como los que comienzan por Al o Beni.
Con Jaime I llegaron aragoneses, castellanos, navarros,... y una minoría de habla catalana, mallorquina, menorquina e eivissenca.

Los idiomas y las lenguas de todo este tiempo, metidos en el turmix de la historia, nos dejaron en este territorio el valenciano, la lengua genuina, autóctona, materna, querida y sentida por el pueblo hoy aún como lo que es científicamente, valenciana.

El pueblo tienen un gran sentido común y clamorosamente la llama y denomina históricamente valenciana, con honor, con orgullo, sin ningún tipo de vergüenza, ni complejo.
Y contra esta verdad del pueblo,su propietario y usuario, colaboradores y cómplices necesarios del genocidio lingüístico, los del Consell Valencia de Cultura y la Academia Valenciana de la Lengua, va tractorando verdades y sentimientos, generosamente regados sus bolsillos por la nómina del Consell (hoy PP, ayer del PSOE).

En las escuelas, institutos, universidades, ... nadie levanta la voz, nadie piensa, nadie analiza, nadie hace un sano ejercicio crítico, a nadie extraña la burrada de que se predique por los catalanistas que somos lingüística y culturalmente catalanes. Es pura anestesia general.

cites

El padre Fullana fue un auténtico Quijote que se lo jugó todo por su dama la lengua valenciana
B. Rubert Candau (Las Provincias, 14.11.1971)

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
junts front a la AVL
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: