Sindicatura de Agravios admite a trámite la queja de VH contra el Consell por discriminación

Per Baltasar Bueno

El pasado 15 de febrero presentamos ante la Sindicatura de Agravios un escrito de queja por la discriminación y exclusión que, en todos los órdenes y ámbitos, este periódico viene sufriendo por parte de la Presidencia del Consell de la Generalitat Valenciana, por orden del vicepresidente y portavoz del Consell, Vicente Rambla.

El relato de lo sucedido, que va en pieza informativa aparte y a la que les remitimos, comienza desde antes de nacer el periódico, octubre de 2006, una empresa netamente valenciana, constituida por dos empresarios valencianos, de la que viven con su esfuerzo y trabajo 62 familias valencianas.

El presidente Francisco Camps no ha recibido nunca a los editores del periódico, a pesar de que así se le solicitó con el fin de presentarle y exponerle el proyecto por deferencia y cortesía. Camps no vino al acto de presentación del periódico y Rambla prohibió a todos los Consellers asistir al acto.

Hoy los periódicos atraviesan todos por situaciones complejas de manera que todos se ven obligados a desarrollar acciones culturales de promoción y difusión con la ayuda de los Gobiernos de turno.

Una de estas acciones es la compra de periódicos para colegios, institutos, centros educativos, sociales, culturales y hasta universidades. Las compras son cuantiosas, a miles cada día, sobre todo a aquellos periódicos que son afines o favorecen las tesis o intereses del gobierno correspondiente.

A nosotros, el actual Consell, del PP, ni nos pone publicidad, ni nos compra periódicos. Los únicos 40 ejemplares diarios que adquiría para el uso de las Consellerias, dejaron de comprarlos para con ese dinero comprar un periódico de Madrid afín al PSOE.

Desde que nacimos, lo hemos intentado todo porque se nos tuviera en cuenta y mantener buenas relaciones con el Consell. No sólo no nos dejan acceder a los programas publicitarios, tampoco a los de Prensa Escuela.

Rambla hasta tiene ordenado a los consellers que no concedan entrevistas a Valéncia hui.

A pesar de esta sectaria actitud de Rambla, nosotros a diario venimos informando de la actividad y logros de la Generalitat Valenciana. No les hemos vetado ni negado el espacio debido en nuestras páginas. Incluso entre nuestros colaboradores hay quienes con mucha frecuencia escriben artículos claramente favorables al Partido Popular.

Nuestras relaciones son excelentes con el Ayuntamiento de Valencia -creemos que tenemos una magnífica alcaldesa y lo destacamos siempre que hay motivo- y con la Diputación de Valencia -el actual presidente es un hombre con gran carisma- y son Administraciones gobernadas por el Partido Popular.

Tenemos muy buenas relaciones profesionales y de amistad con numerosos alcaldes, concejales y diputados del Partido Popular y les damos mucha cancha informativa. No entienden, conociéndonos y siguiendo nuestra actividad, la actitud despreciativa y humillante para con nosotros de la Presidencia del Consell.

Yo, personalmente, me he entrevistado con altos cargos del Partido Popular y del propio Consell, no entienden lo que ocurre, se les escapa cuál puede ser el verdadero motivo de esta obsesiva y permanente actitud contra Valéncia hui. Al final, Vicente Rambla, con su soberbia actitud y falta de inteligencia, nos ha obligado a llevar nuestra queja a la Sindicatura de Agravios y nuestra demanda judicial a los tribunales, la cual formalizaremos en los próximos días.

Lo hacemos por la evidente discriminación y exclusión que padecemos -el Tribunal Supremo acaba de condenar a la Generalitat Valenciana por discriminar y excluir al Sindicato Independiente de su política de subvenciones y acciones- y queremos defender nuestros derechos constitucionales y exigir lo que nos corresponde en igualdad y proporcionalidad a los otros medios de comunicación.

Una discriminación que raya lo cutre y chabacano, hasta el punto de que no se invita nunca a ningún periodista de esta casa a las tertulias de la radio y televisión autonómicas, como si fuéramos apestados y prefieren traerlos de Madrid.

Esta es la manera con que nos trata la Presidencia del Consell, el señor Rambla. Es más, ha hecho correr que nosotros maltratamos al PP y a Camps, lo cual es falso. Sólo exponemos nuestra opinión, de forma legítima, democrática y cargada de razón cuando el PP se manifiesta, por acción u omisión, favorecedor -ahí tienen la Academia Valenciana de la Lengua que creó- de la catalanización de nuestra lengua y nuestro pueblo.

Por ello, a la Presidencia del Consell que nos criminaliza, discrimina y nos excluye, le molesta que estemos en el mercado libre de las ideas.

cites

Acaba la Biblia molt vera e catholica, treta de una biblia del noble mossen Berenguer Vives de Boil, cavaller, la qual fon trellada de aquella propia que fon arromançada, en lo monestir de Portacoeli, de llengua latina en la nostra valenciana.
Bonifaci Ferrer (1478)

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
junts front a la AVL
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: