Las fuentes de los nacionalismos

Per Agustí Franch

La imagen que siempre de sí han presentado los nacionalismos, en España, ha sido y es, la de furioso centauro "azotador de las aguas" lanzado a insultante embestida. Provincialismos surgidos sus liderazgos de la ambición de individuos sin la categoría política suficiente para elevarse más allá de las lugareñas chimeneas que le vieron nacer. Y han podido ver, en esas minorías, la base de su elevación social tanto como política.

Pretenden justificar esos "miniestados" tornando a veces a formas jurídicas y políticas anticuadas, en lugar de arrostrar el futuro desde las actuales necesidades de colaboración solidaria entre Estados soberanos, sin la pretensa atomización separatista. Separatismo pendenciero que resta solidez y belleza al conjunto nacional. Incubado al calor de parcelas sociales sencillas, incapaces, por el desconocimiento de los falaces principios en que los nacionalistas basan sus pretensiones, de atisbar el engaño a que paulatinamente los van sujetando. Avezados, los catalanistas, a sus ancestrales costumbres de división y pendencia, hábitos originarios en las antiguas tribus habitantes de la actual Cataluña (Martín Almagro, Maluquer de Motes, Hist. Esp. Menéndez Pidal. Manuel Peris, S. Castellonense de Cultura, sep. 1920); porque no es aventurado admitir que los tipos étnicos actuales con derivación de los primitivos, como las hablas modernas son residuos de los lenguajes de antiguas tribus (M. Peris, S.C.C., t. III ed. facsimil. Simonet, Glosario). Apegados, los nacionalismos, a las peores rutinas de sus ancestros, no admiten las civilizadas formas de la modernidad a partir de la integración provincial en Estados y, esto, en "macroestados" a ejemplo de los EE.UU. de América. Desde el tratado de Versalles en 1783, y de la U.E. por el tratado de Roma de 1957, en su primera figura de Unión Económica Europea. Y, por encima de todo, el respeto mutuo a la identidad histórica, etc… Entre los distintos pueblos que componen esos Estados, y entre los mismos integrados en esas formas federativas.

Nunca los inspiradores de los nacionalismos, fueron personas de erudición, por lo que renuncian a tratar el tema desde los poderes de la inteligencia. Los autores de base científica repudian las propuestas separatistas que, con el caso del catalanismo, toma entre los más extremistas la forma de nacionalismo... que se presenta al pueblo catalán en el curso de los siglos como algo completamente separado de los demás pueblos de España (R. Menéndez Pidal Hist. Esp. por él dirigida). De esa barahúnda nacionalista han de excluirse los pensadores catalanes, como el eximio Balmes que combatía el provincialismo, pacificador comprometido en la defensa de los intereses nacionales desde su relación con la llamada "escuela catalana del sentido común" (Rodríguez Resina, Larousse). Catalán excepcional defensor de los intereses catalanes, materiales y morales. Modo espléndido de manifestar su catalanismo en su personal abnegación, en lugar de ocuparse en estériles rencores vindicativos. El noble servicio a la patria dignifica a todo individuo. Grandes patriotas hubo a quienes inmortalizaron sus gestas.

Elevar la dignidad de patriotas y de académicos apostados en el exquisito globo del saber y del sentido común (el instinto intelectual de Balmes), es honor que corresponde ganar a los de la Acadèmia Valenciana de la Llengua. Académicos que parecen llevar en sus almas un esbozo aumentativo de traición. Los intereses morales de sus conciencias pasan, después de supeditarlas al Institut d´Estudis Catalans (Diario de Valencia, 1-11-2003), por querer estudiar lo que, instigados y aleccionados por sus superiores del Institut, ya ellos también llaman "sistema lingüístico" a nuestra desde siempre lengua, idioma valenciano; al habla que numerosos eruditos han dado siempre el nombre de valenciana, ellos, ahora "sistema". Lo que equivale a quererle cambiar el nombre. ¿Como le pondrán?.

Publicado el 01/07/2004 en el Heraldo de Castellón

cites

Escrich en vulgar valenciana, per ço que la nacio d’on yo so natural se’n puixa alegrar e molt ajudar...
Joanot Martorell

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
Salvem la Magdalena
junts front a la AVL
Valencia universitaria
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
GAV
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: