La Iglesia, Pío XII y el ateo J.M. Domínguez

Per Julio Filippi Domínguez

Sr. director:

Después de leer un artículo o como se le quiera llamar a la serie de insultos hacia la Iglesia Católica y a sus principales representantes por parte de su columnista J.M. Domínguez, siento la responsabilidad de contestar ese rancio panfleto anticlerical, cargado de manipulaciones históricas, que el citado personaje lanza contra la Jerarquía de la Iglesia Católica.

El Sr. Domínguez, acusa al Papa Pío XII y a la Iglesia Católica de colaborar y quedarse de brazos cruzados por no condenar el nazismo, ¡y se queda tan ancho!

En el año 1937, el predecesor de Pío XII en la barca de Pedro, saca a la luz una encíclica llamada “Mit brennender sorge”, en la cual Pío XI condenó el nazismo. El futuro Papa Pío XII (Eugenio Pacelli), hombre de confianza de Pio XI (Achille Ratti) colaboró estrechamente en la elaboración de dicha encíclica. La encíclica, fue prohibida en el país alemán, se introdujo clandestinamente y fue leída en todos los púlpitos alemanes el 21 de Marzo de 1937. La reacción de los Nazional-socialistas no se hizo esperar, en las siguientes semanas después de ser leída la encíclica, miles de católicos son encarcelados, entre ellos 304 sacerdotes son deportados al campo de exterminio de Dachau.

Infórmese mejor Sr. Domínguez y lea las biografías de San Maximilian Kolbe y Edith Stein los dos mártires asesinados en la cámara de gas de Auschwitz, y el primero ofreciéndose por otro prisionero padre de familia al que no conocía, y comprobará como los católicos sufrieron el acoso de los Nazional-socialistas.

En Italia, gracias a la ayuda del Vaticano, los judíos tuvieron la tasa de supervivencia más alta de todos los países ocupados por el ejército de Hitler. Se calcula que la Iglesia Católica contribuyó a salvar la vida de cientos de miles de judíos en Italia. Quizás por esa razón el gran Rabino de Roma, Israel Zolli, se convierte al catolicismo al finalizar la guerra y en su bautismo, decide ponerse el nombre de pila del propio Papa Pío XII, Eugenio, en señal de gratitud hacia el Santo Padre.

También en el año 1945, el Congreso Judío Mundial, agradeció la intervención del Papa a favor de los judíos con un generoso donativo al Vaticano. En el mismo año el gran Rabino de Jerusalén, Isaac Herzog, envió a Pío XII una bendición especial, “por sus esfuerzos en salvar vidas durante la ocupación nazi de Italia”. A la muerte de Pío XII en el año 1958, Golda Meir, por entonces ministra de asuntos exteriores del gobierno israelí, pronunció un sentido elogio hacia el Papa en la ONU.

El Vaticano no fue el único que no hizo denuncias públicas. También la Cruz Roja Internacional y el Consejo Ecuménico de las Iglesias coincidieron con la Santa Sede en que era mejor guardar silencio para no poner en peligro los esfuerzos a favor de los judíos ¿Para cuando un artículo del Sr. Domínguez atacando a la Cruz Roja por su “silencio” ante el Holocausto? ¿Tampoco realizó ningún esfuerzo a favor del pueblo judío la Cruz Roja?

Sin embargo la jerarquía Católica de Amsterdam en 1942 denunció la persecución de los judíos. Los Nazional-socialistas respondieron redoblando las redadas y deportaciones vigorosamente. Siendo tan dura la represión que al final de la guerra el 90% de los judíos de la capital holandesa habían fallecido.

También las organizaciones humanitarias judías estaban completamente de acuerdo con el Vaticano. Una denuncia pública del Vaticano, no tendría la menor influencia en los planes de Hitler, y en cambio pondría en serio peligro a los judíos que la Iglesia tenía escondidos.

Quizás lo que le moleste al Sr. Domínguez es la realidad de los hechos tal como ocurrieron. Por eso trata de deformar la realidad tal como fue. Su tan admirado y “demócrata” Stalin si que firmó un pacto con el mismo Hitler para repartirse Europa (el pacto de no agresión germano-soviético de 1938) y no realizó ningún esfuerzo, si no todo lo contrario, por detener el genocidio del pueblo hebreo. Pero creo que esa parte de la historia al Sr. Domínguez se le atraganta.

cites

Y más ha concedido Dios a Valencia una lengua polida, dulce y muy linda, que con brevedad moderada exprime los secretos y profundos conceptos del alma, y despierta el ingenio a vivos primores, donde le resulta un muy esclarecido lustre.” “Esta lengua formaron de lo mejor que había en la lemosina y por lo que les faltaba recurrieron a las tres lenguas más excelentes de todas las del mundo según antes hemos probado. De la hebrea tomaron... De la griega... De la latina tomaron todos los otros vocablos para hacer que la lengua fuese muy copiosa y tuviese propio nombre a cada cosa por rara que fuese.
Rafael Martin de Viciana

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
junts front a la AVL
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: