Tijeretazo a la historia

Per Baltasar Bueno

La teoría es puramente catalanista, la ha defendido el PSOE toda la vida y ahora, el PP, más progre que nadie, se apunta al carro. Ayer, el ínclito e inefable portavoz del Consell, Vicente Rambla, compró su ansioso y desesperado minuto de gloria ante las cámaras diciendo que los orígenes del pueblo valenciano estaban con Jaime I.

Lo que debe saber de historia del pueblo valenciano Rambla, que hasta dijo que la entrada de Jaime I en Valencia fue el 9 de octubre de 1237, cuando de sobra es sabido que fue en 1238. A no ser que hayan cambiado de datación, siguiendo el año de la Encarnación, por el de la Natividad, o viceversa.

Explicó que el Gobierno Camps ha declarado 2008 “Any de Jaume I”, porque el 1 de febrero de 1208 nació en Montepellier el monarca aragonés y hay que celebrarlo a la manera folclórica de pan y circo, con tracas, cabalgatas y volteo general de campanas.

Al PP de la Generalitat, con lo del año jubilar de Jaime I le han metido un gol de categoría. Destacados catalanistas le han vendido no una cabra sola, sino todo un rebaño. Les ha estafado, sin que se hayan enterado hasta el momento de que se trata de la reedición de una vieja idea panco-socialista titulada “750 aniversari, el naiximent d’un poble”, la cual se inventaron y celebraron los del PSOE, con Joan Lerma y Pérez Casado, en fecha no muy lejana, 1988.

Los catalanistas siempre han defendido que el pueblo valenciano nace con Jaime I, para forzar la teoría de que lo que aquí hablamos no es el latín que nos trajeron los romanos que colonizaron estas tierras, dos siglos antes de Cristo, sino el supuesto idioma catalán que nos trajeron los cuatro soldados analfabetos catalanes que vinieron con el monarca aragonés a saquear y desvalijar a los musulmanes valencianos. Lo de Jaime I por el Reino Moro de Valencia no fue otra cosa que un paseo militar llamado Cruzada, a la que le obligó la Iglesia como penitencia para levantarle la pena de excomunión dictada sobre él por haber “enchiquerado” al obispo electo de Zaragoza, con la finalidad de que no pudiera ser consagrado y tomara posesión de la Seo, cuya sede quería para un amiguete suyo.

Rambla, quien siempre toca de oído y desafinando, ayer de nuevo se tiró a la piscina sin agua y en un alarde de incultura y desconocimiento de la historia del Reino de Valencia, al hablar de las pompas festeras previstas para 2008, a falta de America’s Cup, explicó que la conmemoración se hacía en méritos a que a Jaime I “le debemos los orígenes como pueblo y nuestra razón de ser”. En cualquier manual de historia, sea el autor de derecha o de izquierda, rojo o azul, cuando se habla de “los orígenes del pueblo valenciano”, no encontrarán nunca que el pueblo valenciano hubiese nacido con Jaime I, que es el gato por liebre que intentan vender siempre los catalanistas, sino que los autores se remontan a la prehistoria.

Hay quien llega hasta 30.000 años antes de Cristo, pero si Rambla no quiere irse tan lejos, puede buscar los orígenes 7.000 años antes de Cristo, en las cuevas rupestres, que pueblan la geografía valenciana.

También puede encontrar testimonios escritos de nuestra historia un poco más hacia aquí, 500 años antes de Cristo. Por ejemplo, en la “Ora Marítima” de Rufo Festo Avieno. También en textos de Hecateo de Mileto, Helénico de Lesbos, Tucídides, Filisto de Siracusa, Eforo, Apolodoro, Likofron, Timeo, Artedimoro, Posidonio, Diodoro de Sicilia, Estrabón, Dionisio de Halicarnaso, Plinio, Itálico, Marciano Capela, Esteban de Bizancio, Pomponio Mela, Ptolomeo, Polibio, Séneca, Cicerón, Floro, Salustio, Tito Livio...

Me detengo en el ejemplo del historiador Tito Livio, que nos pilla a todos cerquísima. Si Rambla gusta, acérquese ahora mismo al centro de la plaza de la Virgen de Valencia y verá una preciosa lápida de mármol en el suelo, con una inscripción latina de una de sus crónicas, donde se da cuenta de que la ciudad de Valencia fue fundada por el general Junio Bruto el año 138 antes de Cristo, para asentar aquí, sobre el “oppidum ibericum” preexistente, los soldados licenciados que habían combatido con él en las guerras contra Viriato. Si el pueblo valenciano nace, tiene sus orígenes, con Jaime I, como afirma sin ningún rubor el conseller Rambla, ¿qué tendremos que hacer con las tribus edetanas y contestanas ibéricas, el Guerrer de Moixent, el castillo de Sagunto, Viriato y Aníbal, la Dama de Elche, el tesoro ibérico de Villena, el tesoro ibero-púnico de Cheste, las cerámicas ibéricas de la Meca de Castellar y Edeta, el Arco Romano de Cabanes, el Acueducto de Chelva, los restos arqueológicos romano-visigóticos del solar de La Almoyna, las villas romanas de El Puig y Puçol, el Teatro Romano de Sagunto, el Museo de Prehistoria de Valencia, el Museo Arqueológico de Elche, El Museo de Villena y el de Castellón, el Museo de Burriana, la Cova Foradà de Oliva, la Cova Parpalló de Gandia, la Cova Mosseguellos de Vallada, la Cueva de la Araña de Bicorp, con San Vicente Mártir y los lugares martiriales, El Cid y los mozárabes que se encontró aquí durante la dominación islámica antes de que llegara Jaime I y que hablaban romance valenciano, el propio San Pedro Pascual… por citar algunos de los miles de testimonios sobre los orígenes del pueblo valenciano existentes en la actualidad?

¿Hay que borrar del mapa todos los yacimientos arqueológicos y tachar con typex todo lo ocurrido en el solar valenciano hasta Jaime I para que a Rambla le cuadren las cuentas?

Tantas academias de la lengua, consejos valencianos de cultura y cientos de asesores y cuentistas para que salga un político iletrado e inculto y se cargue la historia del Reino de Valencia un domingo de invierno, de un plumazo y sin ningún tipo de vergüenza.

No son más brutos, porque no se entrenan.

cites

La llengua te vida propia independent, lliteratura propia i pot formar la seua historia d’evolució morfológica dende que s’emancipa de sa mare. El dialecte no pot tindre vida independent, ni molt menys lliteratura propia; per lo tant, rigause d’aquells que sostenen que el valenciá es un pur dialecte; eixos no han llegit nostres clássics del sigles XIV, XV, XV, i XVII.
Lluis Fullana i Mira (1916)

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
junts front a la AVL
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: