Seis años sin recibir a la Real Academia de Cultura Valenciana

Per Baltasar Bueno

El presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, PP, lleva la friolera de seis años sin recibir en audiencia a la junta de gobierno de la Real Academia de Cultura Valenciana, a pesar de que protocolariamente lo han pedido.

Lo hace para que no se le pegue nada de la ortodoxia valencianista, no sea que le dé por hacer valencianía auténtica y se molesten los pancatalanistas.

La Real Academia de Cultura Valenciana lleva casi cien años haciendo cultura valenciana, sin parar, de una manera organizada, sistematizada, con nombres y apellidos de altura, convertida en un rico pozo de saber científico en el desierto y un corazón de oro enorme al servicio de la valencianidad.

Pero esos no son méritos suficientes para que el presidente Camps tenga el gesto protocolario de recibirles, agradecerles todo lo que han hecho en vida por la promoción de la cultura valenciana y animarles en su trayectoria.

Camps, año tras año, reitera su desprecio a la Real Academia de Cultura Valenciana, él, portador de la bandera del protocolo y montador de “cirios” en reivindicación de que se guarde las formas respecto a su persona.

El president, al tiempo que ni mira a la cara a la Real Academia de Cultura Valenciana, por el honroso “pecado” de ser valencianista -él, como los catalanistas, piensa que es secesionista lingüística, leprosa- a la pro catalanista Academia Valenciana de la Lengua la riega y regala con abundancia de dinero, de instalaciones, de medios, de funcionarios y de bien dotados económicamente académicos, porque es, como ha dicho en no pocas ocasiones Camps, la que ha resuelto el conflicto lingüístico.

No lo ha resuelto, sino que lo ha encabronado más.El Consell del PP entiende que “acabó” con la guerra lingüística en el momento que puso a los pies del catalanismo la honrosa, brillante y fulgurante Lengua Valenciana, y con ella a todo el pueblo valenciano, su propietario, depositario y usuario.

Estar con la AVL y a la Real Academia Valenciana de la Lengua no mirarla ni recibirla es una prueba fehaciente de con quienes están los cuatro de la cúpula que tienen secuestrado al PP, en contra del sentir y pensar de sus bases, los militantes, que esos sí que no son catalanistas ni por asombro, aunque algo de ‘masocas’ deben tener por lo mucho que en materia de lengua y cultura valencianas están consintiendo a los fervorosos despeñados catalanistas que tienen arriba, en la comandancia del partido.

cites

Nadie podrá asegurar que el valenciano y el mallorquín sean dialectos del catalán en el verdadero sentido de la palabra. Los tres se han desarrollado con absoluta simultaneidad de tiempo y divergencias léxicas, sin influirse mutuamente
Carreras i Candi

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
junts front a la AVL
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: