Joan Gil Barberà: el Centenari dels Jocs Florals

Per Federico Martínez Roda

Cuando se dice lesionando sus intereses materiales y profesionales no se está haciendo un circunloquio retórico, sino que se está recordando que eran los años del “rodillo”, en los que no era precisamente la capacidad y el mérito lo que fomentaba el poder socialista. De ahí la importancia de Gil Barberá, un médico con formación de posgrado en el extranjero y profesor del Instituto Valenciano de Estudios de Salud Pública, que ponía en riesgo su carrera al menos en el ámbito público, por oponerse a una de las formas de aplicación del rodillo en Valencia, que fue la “normalització”.

Joan Gil Barberá demostró su capacidad de organización en la celebración del Centenario de los Jocs Florals. Durante su mandato –entre otras muchas cosas- se impulsó la Sección de Publicaciones, se potenciaron las Juventudes Ratpenatistas, se editó sin interrupción el Bolleti Informatiu Lo Rat Penat , que en 1990 se convirtió en la revista Lo Rat , que continúa apareciendo. Pero sin duda, su gran batalla fue continuar luchando contra la discriminación, boicoteo y fustigamiento que sufrió Lo Rat Penat en esos años desde las instituciones oficiales, dispuestas a acabar con toda discrepancia con su política lingüística.

Pronto empezaron las tensiones con Ciprià Ciscar. En diciembre de 1982, Lo Rat Penat lanzó un manifiesto –que tuvo una amplia acogida- denunciando las actuaciones del Conseller de Cultura por la publicación del Decreto de 3 de diciembre de 1982 referente al valenciano en la enseñanza, contrario a lo aprobado en disposiciones de la propia Conselleria, antes de la llegada del nuevo conseller Císcar. El manifiesto decía lo siguiente:

“…i rebujant als mestres i llicenciats que es contractaren per a l’ensenyança de la Llengua Valenciana, no es fa mes que deturar de nou el proces laboriosissim d’acostament del poble a sa propia essencia, per una banda i segur frustant la recuperacio autonomica dels valencians i pel desig massivament expressat pel poble multitudinariament en repetides ocasions…

Que no s’enten el desig esplayat pel President de tots els valencians, Sr. Lerma, de no voler atiar noves guerres, si mentrestant per baix ma s’ataca l’arrail de la personalitat valenciana al voler arraconar sal lengua, sustituint-la per la catalana, en lo que s’està plantejant el pijor enfrontament i propiciant una desestabilisacio de la novella autonomia que nosatres desijariem unida i forta.”


Del 10 al 15 de enero de 1983, Lo Rat Penat celebra un ciclo de conferencias sobre las Normas del 32. El ciclo tuvo una respuesta masiva y se celebraron animadísimos debates posteriores. El Bolletí Lo Rat Penat informaba de esta manera:

“Cadascu dels conferenciants ha tractat esta normativa des dels diversos aspectos deixant assentats els origens i el perque d’ella; així com l’intencionalitat de la mateixa. Normativa ortografica que els conferenciants han considerat sense validea actual per no adaptar-se a la realitat lingüística valenciana en argumentacions filologiques , historiques i sociologiques.”

A parte de la defensa continua a lo largo de los años de la lengua valenciana, Lo Rat Penat durante la presidencia de Gil Barberá desarrolló una gran actividad que abarcaba todos los aspectos de la cultura valenciana. El 25 de febrero de 1983 se presentó el libro L’Obra dels primers valencianistes de Vicent Sanç con el que empezaban las ediciones de la Sección de Publicaciones. Durante estos años, desde la asociación Valencia-2000, presidida por Francisco Domingo, se intentó crear una convergencia política y social valenciana. Tanto en su sede, el Palau de Mercader, como en el Teatro Talia, se celebraron infinidad de actos, conferencias, reuniones, exposiciones y concursos: Se organizó el concurso de carteles del “9 d’octubre” para anunciar la celebración de este día. También desde Valencia-2000 se organizaban las conocidas “escoles paraleles de resistencia” como acción positiva frente a la normalización lingüística en las escuelas, dirigida por Ciprià Ciscar.

El 19 de octubre de 1983 se celebró la presentación del libro de Chimo Lanuza: Valencià, ¿llengua o dialecte? , en el contexto del debate en Las Cortes Valencianas de la Ley del Uso y Enseñanza del Valenciano.


El Centenari dels Jocs Florals

Para la celebración de esta importante efemérides el 7 de enero de 1982 se constituyó la Comisión Ejecutiva del Centenari dels Jocs Florals presidida por Joan Gil Barberá, y en la que participaban entre otros: Vicent-Ramón Calatayud, Josep Alminyana i Vallés, Anfos Ramón i García, Marivi Ferrandis i Olmos y Rosa Bartual Oliver.

Se acordó ofrecer la Presidencia de Honor a los Reyes de España y la Cadira d’Or a la Reina. En el escrito de la Casa de S.M. El Rey de fecha 3 de marzo de 1983, firmado por el marqués de Mondéjar, los Reyes aceptaron la Presidencia de Honor, pero anunciaban que no podrían asistir a los actos.

El día 30 de junio de 1983, Joan Lerma recibe a miembros de la Junta de Gobierno y de la Comisión del Centenario y se le hace la propuesta de que, como Presidente de la Generalitat Valenciana, presida los actos del centenario, a pesar de los profundos desacuerdos con la política lingüística del Consell.

Al mismo tiempo que ocurrían estos hechos, Ciprià Ciscar retiraba la oficialidad a los títulos de lengua valenciana de Lo Rat Penat, aprobados por el anterior gobierno, según decreto de 19 de julio de 1982. Además destituyó a todos los profesores seleccionados anteriormente por la Conselleria de Educación, muchos de ellos con titulación de Lo Rat Penat. Con todo, Gil Barberá quería que el Centenari no se hiciera de espaldas a las autoridades democráticas valencianas, de ahí que se las invitara a todas ellas a pesar de la grave discrepancia existente en materia lingüística.

Se acordó proponer como mantenedor a Manuel Broseta, pero no aceptó y finalmente se acordó por unanimidad de la Junta nombrar a Julià San Valero, que aceptó y pronunció un discurso con un final emblemático.

Pese a la falta de dinero y la falta de ayuda institucional todos los actos del centenario fueron un éxito y muy especialmente la ceremonia de los Jocs Florals en el Salón Columnario de la Lonja el 9 de octubre de 1983. La crónica del evento fue la siguiente:

“Entre los asistentes al certamen figuraban autoridades civiles y militares de Valencia, ocupando el lugar de honor el señor Presidente de la Generalitat Valenciana D. Joan Lerma y su esposa Dª Marivi Abad, en representación de SS.MM. los Reyes de España. También hicieron acto de presencia el alcalde de la ciudad de Valencia En Ricart Pérez Casado, el Conseller de Cultura, Ciprià Ciscar y una gran parte del Gobierno Valenciano.”

Vicent Navarro completa la crónica con sus apreciaciones personales:

“Es temia algun incident de desaire per algun sector del public cap a les autoritats, pero despres d’uns rumors inicials s’impongue l’educacio i finalment les autoritats feren la seua entrada sent rebudes geladament pel public que omplia la Llonja.”. Prevaleció el respeto que los ratpenatistas tenían hacia las instituciones valencianas, y aunque en este momento estaban en manos de dirigentes hostiles a los objetivos de Lo Rat Penat , al fin y al cabo representaban a dichas instituciones. En definitiva, el tiempo le ha dado la razón a Gil Barberá porque las instituciones han permanecido y las personas han cambiado.

cites

La valenciana, graciosa lengua, con quien sólo la portuguesa puede competir en ser dulce y agradable.
Miguel de Cervantes

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
junts front a la AVL
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: