Universidad y sociedad

Per Josep Maria Guinot i Galan

Al hablar aquí de la Universidad, no nos referimos al conjunto de personas que forman dicha corporación docente, sino al grupo de profesores que rige su funcionamiento y ostenta su representación jurídica.

Como es lógico, la Universidad, al enseñar e investigar sobre la universalidad de los conocimientos humanos -de donde le viene su nombre-, tiene un deber irrenunciable para con la sociedad o pueblo en que radica y cuyo nombre ostenta en su actividad investigadora y docente sobre las múltiples facetas del hombre y de la tierra, la Universidad no puede soslayar el estudio e investigación de la historia, la cultura y la lengua del país en que se ubica. Por consiguiente tiene la obligación moral de investigar y enseñar la lengua viva y real del pueblo e investigarla aunque no sea más que desde un punto de vista especulativo, y si se quiere, folclórico. Una Universidad que no cumple este deber, que no posea una cátedra de Lengua y Literatura del país en que se halla, está en grave deuda con la sociedad. Mucho más si se trata de una lengua con una gloriosa tradición literaria y que se conserva viva y realmente diferenciada de las lenguas o dialectos foráneos que la rodean. Lo dicho valdría aún en el caso de que la lengua propia fuera un dialecto de otra cualquiera. Aún entonces el estudio de la lengua propia le brindaría un interesante campo científico de investigación.

En el área de la Filología, tiene la Universidad muchos problemas por resolver, de mayor o menor interés práctico; muchos de ellos son meramente especulativos y sin proyección sobre la lengua actual, como son el origen de la lengua, su parentesco con otras afines, comentarios sobre la rica literatura clásica (labor esta propia y estrictamente filológica) estudio de la evolución de la lengua a través de los tiempos (lingüística diacrónica) historia de la literatura, todavía esperando autor en Valencia, etc.. Lo que no exige la sociedad a la Universidad, es que un grupito politizado dentro de la misma, se atribuya competencias en el orden lingüístico, tales como la normalización de la Gramática, tema éste correspondiente en todos los países civilizados a las academias literarias, cuya actuación ampara el poder público.

En el área de la lingüística moderna, se le ofrece no obstante a la Universidad una hermosa labor con el estudio de la lengua viva y real del pueblo: su fonética, su morfología, su sintaxis, su vocabulario, su dialectología. El atlas lingüístico de la región valenciana, está todavía por hacer. También la sociolingüística es ciencia: no hay que estancarse en la filología de un momento determinado de una antigüedad remota. El problema actual de la sociedad valenciana no es filológico, sino lingüístico: si el "dialecto" o variante catalana debe prevalecer en nuestro país sobre el "dialecto" o variante valenciana, eliminando a ésta del mundo de la cultura. Para los que ahora vivimos es más interesante el presente que el pasado.

Todas estas elucubraciones reclama la sociedad valenciana a su Universidad, a partir de una Cátedra de Lengua y Literatura Valenciana, con sus correspondientes seminarios y publicaciones. Además, agradecería que su Universidad saliera en defensa de nuestra cultura e historia en la prensa y en los libros, contra las agresiones de que es objeto por parte de los que niegan la existencia de nuestra lengua, la menosprecian o distorsionan, y contra los que se apropian de nuestra cultura e historia. Nuestra lengua tiene derecho a ser cultivada en todos los niveles por derecho natural, reconocido por la Unesco, la Constitución española, el Estatuto valenciano y la voluntad de los escritores en lengua valenciana. En la defensa y promoción de la lengua valenciana tiene un puesto de honor la Universidad valenciana.

Publicado en Las Provincias el 04/02/96

cites

La llengua te vida propia independent, lliteratura propia i pot formar la seua historia d’evolució morfológica dende que s’emancipa de sa mare. El dialecte no pot tindre vida independent, ni molt menys lliteratura propia; per lo tant, rigause d’aquells que sostenen que el valenciá es un pur dialecte; eixos no han llegit nostres clássics del sigles XIV, XV, XV, i XVII.
Lluis Fullana i Mira (1916)

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
junts front a la AVL
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: