¡Toros, sí!, pero... «al carrer»

Per Raül Cerdá Pelechá

Como sabrán, el Parlamento de Cataluña ha aprobado una ley por la que a partir del 1 de enero de 2012 los toros estarán prohibidos en ese territorio del Estado. Pero se refieren a la «fiesta nacional», a las corridas de toros en las plazas, porque se tortura y mata al animal. Se olvidan de que hay otra «fiesta» que son «els correbous», o como los denominamos en el Regne de Valencia «bous al carrer». Se olvidan porque, posiblemente, el maltrato al animal en esta «fiesta» no existe o simplemente porque al toro –o vaquilla– no se le mata.
¿No será más fácil indicar que es por eliminar una tradición españolista, la considerada «fiesta nacional», y mantener una tradición considerada más propia con la finalidad de alcanzar una futura secesión del Estado Español?
Buscan excusas diciendo que si cada partido dio libertad de voto… que no es la primera autonomía que lo ha aprobado, que fue Canarias… ¡Seguro que sí! Excusas que se demuestran con dos razones: Primera. Políticamente, cuando se da libertad de voto, es porque nadie quiere mojarse y asumir la responsabilidad en algo que no pueden controlar. Segunda. Canarias aprobó una Ley en 1991 que tenía y tiene como objetivo la protección de los animales «domésticos» y «de compañía» entre los que, como es obvio, no se encuentra el toro bravo, al cual no se hace la menor alusión en el texto legal.de «protección», porque los canarios, nacionalistas o no, siempre han permanecido indiferentes ante la cuestión porque la tauromaquia nunca ha constituido el menor ingrediente en su tradición cultural.
En casa, que es lo que a nosotros nos importa, el CVC del señor Grisolía y de los señores del PP, también lanza de vez en cuando globos sonda como los del presidente del Gobierno español para ver la repercusión de la supresión de los «bous al carrer», nuestra fiesta, en el Regne de Valencia. Se ve que son más nacionalistas (españolistas, una grande y libre) que los nacionalistas de los que ellos reniegan. Llegará el momento, y no a mucho tardar, en que perderemos nuestra identidad valenciana debido a los gobernantes que tenemos.
En Valencia, la dictadura que permitimos es doble, debido a la debilidad del Gobierno estatal y la genuflexión del gobierno valenciano. O nos venden por Madrid, o nos venden por Barcelona, ya que somos mercancía que venden según los intereses que más les convengan. Hemos de dejar de hacer caso a todos estos políticos que están inmersos en causas judiciales, que nos quieren amedrentar con que si ellos no están vendrán los otros, el ogro. Mantienen (tanto unos como otros) vivos recuerdos de una época que debería de haberse dejado de utilizar, no de recordar, para subsistir en el poder y mantener o retomar su posición.
¡Ya está bien de jugar con el Pueblo! Necesitamos un gobierno valenciano fuerte, que defienda nuestra libertad con razones y no con insultos. Que haga política para los valencianos desde Valencia, no desde los juzgados. Solidarios con el Estado, pero sin que se nos utilice para beneficio de otros territorios. Un Gobierno donde, hoy por hoy, Unio Valenciana es la única apuesta valenciana de futuro.
Comienzan las vacaciones y todos felices, pero quien ha suspendido el curso es el pueblo valenciano y, de verdad, por culpa de sus profesores, nuestros gobernantes.

cites

Los dialectos de la lengua lemosina son la catalana, valenciana y mallorquina. La catalana ha recibido muchos vocablos de la francesa; la valenciana, de la castellana; la mallorquina se llega más a la catalana por ser hija de ella. De todas las tres, la más suave y agraciada es la valenciana y no me lo hace decir la pasión
Gregori Mayans i Ciscar

diccionari

corrector

LINKS

Per un domini punt val
Salvem la Magdalena
junts front a la AVL
Valencia universitaria
El teu nom en valencia
Associacio d´Escritors en Llengua Valenciana (AELLVA)
GAV
Mosseguello

NAVEGA EN
VALENCIA

 

Entrar com
a usuari

Nom d'usuari:
Contrasenya: